dada

En 1933 hacía seis años que había fallecido Hugo Ball. Hitler llegó al poder el 30 de enero y con él llegó el terror en Alemania. Erich Mühsam fue detenido en las redadas masivas  que se hicieron a partir del 27 de febrero tras el incendio del Reichstag.
En noviembre de 1933 Emmy Hennings escribió una carta a Hermann Hesse pidiéndole que desde Suiza (Hesse era ciudadano suizo desde 1924) solicitara a las autoridades alemanas la liberación de Mühsam y lo expulsaran a Suiza para no regresar nunca a Alemania. Ella había oído hablar de este tipo de peticiones, pero las autoridades del III Reich no iban a liberar a alguien que llevaba desde 1902 atacando al estado, el propio Goebbels había dicho de él que era “ un judio rojo que había pervertido a Alemania”. Emmy Hennings viajó en abril de 1934 a Alemania con la intención de visitarlo en el Campo de Concentración de Oranienburg, cerca de Berlín. Sin conseguirlo. (en la imágen).
La Noche de los Cuchillos Largos (Röhm Putch) 30 de junio a 1 de julio, las SS (Policía política entre otras cosas) ocuparon el Campo y asesinaron a buena parte de las SA (organización paramilitar Nazi), a Mühsam lo asesinaron el 10 de julio junto otros prisioneros y el 13 cerraban el Campo. 

En junio de 1916, cuatro meses después de inaugurar el Cabaret Voltaire, la estrella abandona Zúrich. Emmy Hennings se instala en Lucerna, allí intenta vender sus poemas en las terrazas de los cafés, algunos consigue escribirlos a máquina en una tienda de máquinas de escribir. Le pide a Hugo por carta que se reúna con ella, que venda su ropa pero no la máquina de escribir.
Pero Hugo Ball aún en Zúrich escribe en su diario la vigilia de San Juan como aparece en el escenario con el traje de obispo y el gorro de chamán recitando Gadji beri bimba.
Emmy desde Lucerna envía otra carta en la que le cuenta que están evacuando a muchos soldados heridos en barco (la ciudad da al Lago de los Cuatro Cantones), habló con uno que ya no tenía ojos que decía “ya crecen de nuevo, casi lo puedo sentir”, Emmy ve por primera vez los estragos de la guerra, decenas de jóvenes heridos que regresan a sus aldeas.
De nuevo le pide a Ball que se reúna con ella, como así ocurrió pues la últimas entradas en su diario en el Cabaret Voltaire son del 23 y 24 de junio..
“He inventado un nuevo género de versos, versos sin palabras”
“Con este tipo de poemas sonoros se renunciaba en bloque a la lengua que el periodismo había vuelto corrupta e imposible”.
Emmy posa con un grupo de camilleros


Armory Show, Exposición Internacional de Arte Moderno, Habitación Cubista, Galeria 53

En la imagen anterior veíamos la llegada de Duchamp a Nueva York a mediados de julio de 1915. La fama que le precedía era a partir de la exposición Armory Show celebrada en Nueva York en febrero de 1913 y otras ciudades de Estados Unidos.
El país era totalmente ajeno a la guerra de “Ismos” que se producía en Europa, sobre todo para el gran público. Que la exposición no fue bien recibida al principio es sobradamente conocido, la prensa se cebó en ella burlándose, todos parodiaban el arte moderno. Un personaje conocido en los media de Nueva York Gellett Burgess (cuarto hombre por la izquierda con la mano en la cara) , artista, crítico de arte, humorista iconoclasta, editor de la revista  satírica Lark y Purple Cow, escribió un ensayo sobre el cubismo en 1910 titulado Los salvajes de París sobre la exposición de de los Independientes de 1910, anteriormente ya había escrito sobre el cuadro de Matisse “Desnudo azul” (Recuerdo de Biskra) con estas palabras:
¡Pero los desnudos! Parecían marcianos desollados, como mapas patológicos: ancianas espantosas, remendadas con tonos horripilantes, torcidas, con brazos como los de una esvástica, extendidas sobre fondos vívidos o congeladas rígidamente erguidas, deslumbrantes a través de ojos deformes, con narices o dedos perdidos . ¡Desafiaron la anatomía, la fisiología, casi la geometría misma!
En 1912 se le puede ver en la revista literaria The Bookman en el número de marzo en una fotografía exhibiendo una supuesta máquina llamada “Transformador neurasténico” capaz de “la eliminación del pensamiento en todas sus formas”, (la máquina está en el primer plano a la izquierda),
Cuando se inauguró Armory Show se organizó una contra exposición parodiándola organizada por la Academía de Artes Mal Aplicadas (Academy of Misapplied Arts) y patrocinada por Lighthouse for the Blind, el Faro de los ciegos, aquí se mostró la máquina de  Gellett, que rebautizó como “Transformador neurasténico Picabia”, otros como el tenor italiano Enrico Caruso hacía caricaturas de obras cubistas en Armory Show y las arrojaba al público. La Academia Nacional de Diseño, como guardiana del arte, no se vio amenazada por la exposición, no entró a trapo, limitándose a satirizarla. 
En la clausura un grupo de activistas organizó una marcha dentro de las galerías precedida por un tamborilero disfrazado de soldado de la revolución americana.



Después del desengaño por tener que retirar Desnudo bajando la escalera nº 2 del Salón de  los Independientes de París en 1911, Duchamp pudo por fin exponer el cuadro en París en la exposición cubista del otoño de 1912 Section d’ Or, Apollinaire llegó a leer el discurso en la inauguración. Walter Pach que venia de Nueva York a ver el arte que se hacía en Europa invitó a los hermanos Villon-Duchamp a la exposición que se iba a celebrar el año siguiente en Nueva York (Armory Show) donde también causó un buen escándalo la obra de Duchamp, 
Durante estos años se dedicó a la investigación y a crear esos objetos que llamó Tout-Fait (Ready-Made), fue a Múnich, empezó los bocetos del gran vidrio.
Cuando estalló la guerra, Todos los hombres fueron llamados a filas, pero los médicos militares encontraron algo en el corazón y le declararon inútil para la guerra. Sus hermanos se incorporaron a filas, incluso Apollinaire, que era italiano, insistía en alistarse voluntario. Duchamp para el resto de la gente, incluida su cuñada era un flojeras que quería escaquearse.. Cansado de esta situación decide marcharse de París, de Francia y escribe a Walter Pach , que lo esperará en Nueva York y le alojará en la casa de los Arenberg. Allí ya sería un famosillo, su cuadro del Desnudo se había expuesto en varias ciudades .


Marietta di Mónaco, muniquesa, huérfana, de muy joven ya vivía con la bohemia de la ciudad, modelo de pintores recitaba poemas de Christian Morgenstern. En 1913 actuaba en el Cabaret Simplicissimus, el “Sipl” donde actuaba Emmy Hennings, allí conocería a Erich Mühsam, Klabund, Emmy y Hugo Ball. Apareció por el Cabaret Voltaire desde el principio, Klabund (en la imagen detrás de ella), le dedicó varios poemas y tituló con su nombre una novela. Christian Schad pintó un retrato de Marietta que vemos en el suelo debajo de la escalera.
En el Cabaret recitaba poemas de sus amigos y parodiaba al poeta nacionalista Ludwig Ganghofer que en esos años escribió un gran número de poemas y canciones de guerra, era el escritor favorito del Emperador


Siguiendo con las crónicas ilustradas de Dadá y aún con Emmy en Múnich en 1911. En los diarios de Erich Mühsam (1) describe algunos días de 1911, en esta época ya dirigía la revista anarquista Kain, el nombre no viene del asesino bíblico de su hermano Abel, sino del mismo Kain, el primer humano que se reveló ante la autoridad  divina (dos formas de ver al mismo personaje). Mühsam en Kain proponía la hermandad del subproletariado (criminales, vagabundos, prostitutas y artistas), la bohemia que crearía una nueva cultura, que se movía entre el Simplicissimus y el Café Stefanie. A pesar de su amistad con Emmy, también era lo que él llamaba “su putita”, cuando no estaba con otros (suponemos a estas alturas que los “revolucionarios” aún no habían entendido el rol de la mujer en el mundo). Cuando no estaban en el cabaret o el café iban a sus cuartos al “piacere” a pesar de la gonorrea galopante que arrastró Mühsam ese mes de mayo.
Había una rivalidad no explicada que ya venía de Berlín entre la poeta Else Lasker-Schüler y Emmy Hennings, cuando Else apareció en Múnich buscando guerra con Emmy, el papel de Mühsam era interponerse entre ambas y proteger a su amante. Else había publicado varios libros de poesía y arrastraba dos divorcios, el mas reciente de ese mismo año era con el factotum de la Galería Der Sturm de Berlin Herwart Walden.
Aquí vemos a los tres en primer plano en el Café Stefanie.
(1)Emmy Hennings , la última Alegría, edición de José Antonio Sarmiento, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla la Mancha, 1918, p.356-374

Hugo Ball empezó a traducir al alemán del francés  cartas y parte de la autobiografía de Bakunin y otros documentos en 1914, el 1916 llevaba dos tomos escritos, pero fue después de abandonar Zúrich, agotado de la movida Dadá que concluyó sus escritos.
Entre otros lugares en los que se instalaron Emmy Hennings, su hija  Annemarie y Hugo Ball fue esta cabaña para vacas en Vallemaggia , valle alpino del río Maggia en Tesino, el cantón de habla italiana en Suiza, sin habitaciones, ni muebles, ni mesas ni sillas, solo el heno para dormir, transportando montaña arriba “un cesto lleno de filosofía alemana, alimentos, vestidos, máquina de escribir, cacharros de cocina y molinillo de café”
Aquí  finalizó el libro de Bakunin que nunca pudo publicar, se ha editado en 2010 con el  título Michael Bakunin, Ein Brevier Sämtliche Werke und Briefe . Cuando se les acabó el dinero fueron andando hasta Ascona, y Ball después marchó a Berna en busca de trabajo.



En 1911 Emmy Hennings trabajaba en el Cabaret Simplicissimus de Múnich, allí se concentraba toda la bohemia de la ciudad. Además del Café Stefanie . Tenía como vecino al pintor Hanns Bolz, que después de estar en París y ocupar el mismo atelier que Picasso, se instaló en Múnich donde conoció a Franz Marc, formando así parte del grupo Der Blaue Reiter. Hanns hizo varios retratos a Emmy, uno de ellos, según Emmy fue a una pinacoteca de América, no precisamente al Armory Show, ya que Hanns participó solo con cuatro grabados. Duchamp vivió en Múnich de junio a octubre de 1912 cerca del café Stefanie, pero su timidez y falta de dominio del alemán pasó inadvertido para la bohemia muniquesa.
Aquí vemos a Emmy que ha venido a ver el retrato acabado al atelier de Hanns, vemos su sombra en el suelo en el momento de hacer esta fotografía. 
A partir de entonces Emmy hizo de modelo para otros artistas, se conservan unos grabados de 1912 de Reinhold Rudolf Junghanns.. En 1913 Emmy conoció a Hugo Ball en el Simplicissimus.
Del cuadro colgado en la pared en el centro de la imagen, es el supuesto retrato de Emmy, aunque hay varias referencias sobre todo en Wikipedia, todas beben de la misma fuente, por ahora no es posible averiguar donde está depositado. El retrato a que se refiere Emmy la representa como cantante con un traje de terciopelo rojo y en la luz roja del escenario, no necesariamente sería este cuadro. 
Según otras fuentes Frau mit Hut , 1912., (Mujer con sombrero), se expuso en una exposición en memoria de Hanns Bolz, Galerie Alfred Flechtheim, Düsseldorf 1922, cat. no. 5. (Bolz murió en 1918)
Y esto es lo que dice la casa de subastas Ketterer Kunst sobre el cuadro , que estaba a la venta en 2009 con un precio de 100.000 $
Oil on canvas
Signed lower right, inscribed "A.g.r" in left of the image. Inscribed "Bolz. Paris. 19 Rue Daguerre" on stretcher. 61 x 50 cm
“Esta obra, realizada en la metrópolis francesa, es parte de su finca en París, que sus amigos pudieron salvar de ser destruida en 1920. Una cantidad exigua de solo 30 pinturas al óleo, la obra completa de Bolz, podría presentarse al público en la exposición "In memoriam Hanns Bolz", que se creó en la Galerie Flechtheim en 1922. Nuestro retrato "Frau mit Hut" ( Mujer con sombrero) también fue parte de esta exposición. Sin embargo, en este retrato, Bolz, que tenía la reputación de haber sido un don Juan de moda, no puso el énfasis en una mujer como el epítome de la belleza eterna y perfecta. Hizo un análisis bastante bueno de su modelo y creó una sorprendente cabeza femenina con una gran expresividad, un talento en el que tenía un profundo dominio debido a sus actividades caricaturistas. En su posición frontal sobre la pintura, el sombrero de plumas y la estola de piel rodean los carismáticos rasgos faciales de la elegante mujer desconocida, que parece emerger energéticamente de la imagen compuesta de campos de colores brillantes que son ricos en contraste. En nuestro trabajo de sus últimos años en París, Bolz parece haber combinado las influencias formales de Cézanne con las de los Fauves de una manera apasionante. El que es capaz de descifrar el significado de las letras "Agr"”.
Por lo que deducimos que el cuadro de la pared no representa a Emmy por mucho que diga Wikipediay  otras fuentes
El otro cuadro en el caballete detrás de Emmy, también lleva por título Dame mit Hut. 
Y la propia casa de subastas afirma:
Dame mit Hut. Um 1909/11., Oil on canvas., Signed upper right. 45,8 x 32,7 cm (18 x 12,8 in). 
The person depicted is presumably Emmy Hennings.
Una de de las dos puede ser Emmy o puede que ninguna, quizá está esperando que Bolz le haga por fin un retrato.

“La guerra mundial es una guerra de los periódicos. En realidad no ha existido nunca”
Johannes Baader en la descripción de la 4ª planta de la instalación “Grandeza y miseria de Alemania”  expuesta en la Feria Dadá de Berlín en 1920, y publicado en el Almanaque Dadá editado este mismo año por Richard Huelsenbeck.
En la instalación que se puede ver en estas páginas, Baader coloca varios periódicos con noticias de la guerra, pero también el periódico dadaista Die Pleite (La quiebra o la bancarrota). Pero ese montón de “maravillosa basura”, no fue una idea original de Baader, durante la guerra el ejercito organizó varias Exposiciones de Guerra (Deutsche Kriegsausstellung), donde se acumulaban trofeos de guerra, armamento, aviones caídos, maniquís con uniformes franceses, etc.  Aquí vemos a Baader a la izquierda acompañado de su psiquiatra en una de estas exposiciones, seguramente en Berlín en 1916.



“ Realmente fue un pudín. Fue un pudín de nuevas ideas. Y estábamos terriblemente emocionados, ... estábamos creando el siglo XXI en 1971. Esa era la idea...queríamos destruir el pasado, como lo hicieron los vorticistas a principios de siglo en Gran Bretaña o los dadaístas en Europa, ¿sabe? Era la misma sensibilidad, todo es basura, y toda basura es maravillosa.”

David Bowie en una entrevista con Terry Gross en 2002

En el mes de julio de 1919, Schwitters inauguraba una exposición en la Galería Der Sturm en Berlín con sus cuadros Merz, restos de basura clavados o enganchados en la tela. Walter Mehering en una crítica en Der Cicerone del 15 de julio de 1919 lo calificó de “basura romántica”. Un año más tarde , también en verano se inauguraba la Feria Dadá (Dada Messe), a la que no fue invitado Schwitters, no obstante encontramos en ella la instalación “Grandeza y muerte de Alemania” o “La vida fantástica de Oberdada”  de Johannes Baader, al que vemos subido a una silla tras ese montón de “basura”.

“Todo es basura, y toda basura es maravillosa”


Erste Internationale Dada-Messe, Berlin Club Dada, del 30 de junio al 25 de agosto de 1920 en la galería de Dr. Otto Burchard.
Los dadaístas eran partidarios de la emancipación femenina, pero no veían con buenos ojos la incorporación de mujeres en sus filas. Grosz y Heartfield se oponían a exponer los fotomontajes de Hannah Höch, Hausmann les amenazó con retirar sus obras sino exponían las de Höch.
Parece que tampoco sabían utilizar una aspiradora, ya que unos minutos antes de la inauguración, el personal de limpieza del Dr. Buchard solucionó el tema.

8 de la tarde en la Avenue Kléber, 2 de París del 2 de mayo de 1921, René Hilsum en su librería Au Sans Pareil (Sin igual), espera a sus colegas dadaístas para el vernissage de la primera exposición de Max Ernst en Francia. 
Ernst no pudo acudir porque le negaron el visado por sus actividades dadaístas en Colonia, la exposición se anunciaba como “más allá de la pintura.. dibujos republicanos mecanoplásticos, platoplásticos, pintopintura anaplástica anatómica antizímica aerográfica antifonarias y al aerosol”, algo nunca visto en París. 
“En la inauguración de la muestra, los dadaístas presentes en la galería empezaron a comportarse de manera deliberadamente idiota... dos de ellos se daban la mano una y otra vez, otro anunciaba a gritos como en una subasta el número de perlas que llevaban las mujeres del público, Breton mascaba palillos, todos iban de negro...” al final se hicieron una fotografía en la puerta Philippe Soupault en lo alto de la escalera sosteniendo la bicicleta, Bretón subiendo, Jacques Rigaut colgado boca abajo, René Hilsum, Benjamin Péret y Serge Charchoune de pie.
La obra de Ernst causó una gran impresión en Breton, que hizo una introducción al catálogo, y vio en ella el principio del surrealismo, que tres años más tarde se impuso a Dadá.



La siguiente escena; Zúrich, Cabaret Voltaite, 1916, un pequeño escenario, un hombre delgado y alto, serio, todo vestido de negro, sentado frente a un viejo piano vertical, empieza con los compases de “So leben wir” (Así vivimos), una versión tabernera de la vieja marcha militar Der alte Dessauer, que a su vez viene de una canción italiana con la que fue recibido Leopoldo I en Turín en 1705. 
“Así es como vivimos, todos los días, bebemos en buena compañía, por la mañana brandi, en el almuerzo cerveza y por la noche con las chicas en el barrio nocturno” , en 1916 los borrachos habían cambiado las cantinas por las trincheras. Hugo Ball toca los primeros compases y aparece en el escenario una mujer, delgada, bajita, débil,  “labios pintados de rojo, los grandes ojos rodeados de oscuro color... y canta con el rostro inmóvil con alegre, suave voz desgarradora” el poema de Hugo Ball, Totentanz (Danza de muerte), un duro alegato contra la guerra.
Cuando finaliza la canción Emmy va de mesa en mesa vendiendo una postal con el poema impreso.


Así morimos nosotros, así morimos
y morimos todos los días,
porque tan cómodo se puede morir.
Por la mañana aún en sueño y ensueño,
Al mediodía ya tarumba,
De tarde ya bien abajo dentro de la tumba.

La batalla es nuestra casa de tolerancia,
de sangre es nuestro sol,
muerte es nuestro signo y contraseña.
A niño y  mujer abandonamos:
¡Qué nos pueden importar!
¡Si solo en nosotros podemos confiar!

Así asesinamos nosotros, así asesinamos
Y asesinamos todos los días
A nuestros camaradas en la danza de la muerte.
¡Hermano, desperézate ante mí!
¡Hermano, tu pecho!
Hermano, tú que a caer y morir vas derecho.

Nosotros no murmuramos, ni refunfuñamos,
Nos callamos todos los días
Hasta que de la articulación se tuerce el ilíaco.
Duro es nuestro lecho,
seco el pan nuestro,
el buen Dios sucio y sangriento,

Te agradecemos, Te agradecemos,
Señor Kaiser la gracia
De habernos elegido para morir.
Duerme Tú, duerme suave y silencioso,
Hasta que te despierte
Nuestro pobre cuerpo, que cubre el césped.


Duchamp preparando “3 stoppages étalon”  (1913-1914), una especie de “Red de zurcidos”. Lleva un punzón en la mano derecha para atravesar la tela y un tubo de pegamento en la izquierda para fijar la cuerda por detrás.
El mundillo del arte en París no había sido generoso con Duchamp, el Desnudo bajando una escalera que presentó al  Salon des Indépendants que teóricamente no rechazaba nada, tuvo que retirarlo porque el título les escandalizó, no el cuadro. En Armory Show en Nueva York fue mejor, pero la prensa caricaturizó el cuadro y se burló de él hasta la saciedad. Duchamp estaba decidido a ir a su bola a partir de ese momento, y el azar le dio la pista para esta pieza, que como otras de esta época, “no eran obras de arte”.
Duchamp observó como un trozo de cuerda al caer al suelo de determinada manera dibujaba una línea no precisamente recta. El cuenta que después de preparar tres telas de 13,3x120 cm y pintarlas de azul prusia, lanzó las cuerdas de un metro de largo a un metro de altura y la forma en que cayeron por azar es como quedan pegadas después a las telas. Los otros elementos los añadiría más tarde. Duchamp lo llamaba “azar en conserva”. Esta pieza está llena de trucos, las cuerdas miden más de un  metro, nunca caen así por mucho que se intente, y quien ha observado las piezas por detrás del cristal que pegó más tarde, pueden ver como la cuerda atraviesa la tela por un agujero, de aquí el punzón en la mano. 
Quizá fue el azar que inspiró esta pieza, pero las preparó minuciosamente y escondió el truco a la vista de todos, detrás de un cristal transparente. Con este experimento el metro dejó de ser un metro, la línea recta dejó de ser recta. Esta pieza supuso para Duchamp liberarse por fin del pasado. 
En una de sus notas de esta época se puede leer ¿Se pueden hacer obras de que no sean obras de arte?

Hans Richter en su historia de Dadá explica el final de Dadá en Zúrich, la velada en la Saal zur Kaufleuten el 9 de abril de 1919. En esta velada pasaron por la sala los pocos que quedaban en Zúrich; Tzara, Arp, Richter, acompañados además de  Susanne Perrotet,  Viking Eggeling, Käthe Wulff,  Hans Heusser, y Walter Serner, que vemos en esta postal leyendo su manifiesto Dadá “Letzte Lockerung“algo así como „la última relajación”.
“Primero transportó a escena un maniquí de sastre sin cabeza; luego fue en busca de un ramo de flores artificiales. Se las dio a oler al maniquí en el lugar donde debía estar la cabeza y depositó el ramo a sus pies. Por último trajo una silla... sentado de espaldas a la concurrencia... comenzó a leer extractos de su Letzte Lockerung (en el suelo a la derecha del maniquí), la profesión de fe anarquista Dadá. ¡Por fin! Eso era exactamente lo que el público esperaba. La tensión que había en la sala se hizo insoportable. Primero se hizo el silencio...“
Después empezaron los gritos, insultos, el tumulto y el caos, después de una pausa de veinte minutos, siguió la representación sin problemas.
"...los rostros contraídos por la cólera se distendieron al comprender que lo monstruoso no estaba sólo en los desafíos de Serner sino también en los accesos de furor de los provocados... quienes de ese modo habían proporcionado el material que Serner necesitaba para llevar a cabo su hazaña literaria“


1919, Berna (Suiza),  Walter Benjamin en el domicilio de Emmy Hennings y Hugo Ball. 
Benjamin sostiene en la mano el álbum Le practicien industriel del ingeniero francés Stanislas Petit, editado en París en 1870, que muestra una máquina de vapor de dos cilindros, Picabia pintó un oleo en 1916 copiando la imagen que tituló  Fille Née Sans Mère.
El grupo dadaísta de Zúrich empezó a menguar después de cerrar la Galería Dadá. Tzara publicó la revista Dadá en 1917 y empezó a cartearse con Picabia. Conectaron enseguida como dos almas gemelas y aprovechando que Picabia estaba en Suiza “curándose” se acercó a Zúrich. La escena del encuentro en el hotel con Tzara y Arp ya la hemos contado en estos relatos. Picabia estuvo unas semanas y Tzara le propuso hacer circular sus obras entre los marchantes suizos, y además publicó un libro de Picabia en Lausana, un poemario con dibujos con el título de Fille Née Sans Mère, igual que el cuadro mecanomórfico,
Aquí es donde entra en escena Walter Benjamin, que en 1917 medio huyendo de Alemania para no hacer el servicio militar se instala en Berna para hacer el doctorado en la universidad, que defendió en junio de 1919 con una nota Summa cum laude, a pesar de esta nota no fue admitido como profesor  por su origen judío. Benjamin vivía cerca de  Emmy Hennings y Hugo Ball por lo que conectaron enseguida, Emmy estaba escribiendo su novela-autobiográfica “Cárcel” y  Hugo trabajaba primero como autor y después como director de publicaciones en la Freie Zeitung una revista  que salía dos veces a la semana.  Es de suponer que ambos comentaron con Walter sus aventuras dadaístas de Zúrich y su correspondencia con Tzara, nuevo agente de Picabia, y aquí surgió la idea de comprar el lienzo Fille Née Sans Mère, pero al final no prosperó este encargo y acabó comprando en 1921 el dibujo a tinta china y acuarela Angelus Novus que Paul Klee había pintado en año anterior.
El título de este dibujo que nos remite a la leyenda judía originaria del Talmud, sirvió de inspiración para Benjamin para su teoría del “Ángel de la Historia”, una visión pesimista del devenir de la humanidad.

En el mes de julio de 1919, en la Galería Der Sturm ´había una exposición doble, el factotum de Der Sturm,  Herwarth Walden, solía presentar a mujeres pintoras muy a menudo, en esta exposición Kurt Schwitters compartía las paredes con Magda Langenstraß-Uhlig, (el cuadro de la pared de la izquierda Maskentanz es de ella). Un visitante habitual de la galería Sturm, era el dadaísta berlinés Walter Mehring (en la imagen)  cofundador del grupo Dadá de Berlín. Mehring escribió una crítica en el semanario  Der Cicerone el 15 de julio de 1919. En el catálogo de la exposición, la obra de Schwitters está divida en Pintura y obra gráfica, dentro de la pintura encontramos los cuadros Merz y Abstracciones. Los cuadros Merz son de izquierda a derecha, Das Arbeiterbild, Merzbild 5A Spielkartenharmonika y Das Merzbild. La obra gráfica se compone de piezas sobre papel, abstracciones, aforismos, dibujos, etc. Mehring calificó la obra de Schwitters como “basura romántica” y “arte del género expresionista”,  otras obras eran 'abstracciones cubistas' , el título de Merzbild lo mencionó como “el secreto del artista”, quizá no entendió que era un nuevo concepto de arte, describió piezas como arte “primitivo” y dedicó un apartado a los “aforismos”, pequeñas collages  de papeles superpuestos. No tenía claro si esta nueva forma de arte entraría en los supuestos dadaístas. Solo Schwitters sabía y lo declaró en el catálogo que estaba naciendo MERZ, el arte total, el movimiento de un solo artista. Ahora hace 100 años

Velada del Club Dadá de Berlín el 30 de abril de 1919 en la Graphische Kabinett J.B. Neumann en la apertura de la primera exposición Dadá en esta Galería.

Jefym Golyschev dirige a Hannah Höch en la Antisinfonia Música para Guillotina Circular, que se interpreta con ollas, cacerolas y sartenes. 

Golyschev participó en la fundación del Club Dadá de Berlín junto a Huelsenbeck y Hausmann, que también participan en esta velada con poemas simultáneos y ruidistas.

En su Ucrania natal fue un niño prodigio con el violín, pero tuvo que huir con su familia en 1909 por los progromos judíos. Estudió en el conservatorio de Berlín y compuso una de las primeras piezas musicales del mundo escritas en técnica de dodecafonía, también estudió química. A partir de 1933 difamado como judío y artista degenerado, huyó a Portugal y después a Barcelona, donde trabajo en la industria química hasta 1938, cuando Franco estaba a punto de ganar la guerra civil, pasó a Francia y se unió a la Resistencia cuando los nazis la ocuparon, después de la guerra entre 1955 y 1965, vivió en Sao Paulo en Brasil, allí inspiró a los músicos brasileños de la  bossa nova en su componente más jazzístico.
Emmy Hennings había publicado el poemario “La última alegría” en 1913, en 1919 publicó su primera novela autobiográfica de denuncia “Cárcel”, que relata su paso por una cárcel, seguramente en Múnich en el otoño-invierno de 1914. En 1915 conoció a Hugo Ball y con ellos empezó Dadá. La novela es cruda a pesar del toque de humor que a veces se encuentra en sus páginas, sus compañeras de celda son pobres mujeres castigadas durante meses por el sistema jurídico del Reich por delitos de poca monta.
Hennings, Emmy, Cárcel, Sevilla, El Paseo, 2018

Raoul Hausmann y Salomo Friedländer (que utilizaba el seudónimo Mynona, anonym al revés) en Berlín en 1919.
Mynona había publicado el tratado filosófico “Indiferencia creativa” en 1918, un elogio a la condición previa del ser, la indiferencia,  basado en el principio que la sapiencia animal básica está prepara para todo, partiendo del hombre primitivo y una mentalidad simple, busca el equilibrio entre los opuestos. Hausmann a partir de estos planteamientos sacó la conclusión que un poema con palabras no es superior a un poema hecho con gruñidos y gemidos. “¡Cómo podían compararse los santos medievales... con el arte de los peluqueros, con los maniquís de los sastres y las fotos de las revistas de moda!”


El periodista norteamericano Ben Hecht (en primer plano), corresponsal del diario Chicago Dayly News en Berlín desde 1918, fue un testigo excepcional en las veladas del grupo Dadá de Berlín. Grosz que pretendía aparentar ser norteamericano estaba encantado con él, un genuino americano. Una noche que entrevistó a Johannes Baader (en el escenario), presenció una carrera entre una mujer que escribía a máquina y otra que cosía a máquina, según Hecht no hubo aplausos, cosa que no pretendían los dadaístas berlineses acostumbrados a los silbidos y abucheos.
Baader instó a Hecht a que reflexionase sobre los “convincentes ejemplos de cordura que dan nuestras dos amigas, las que han participado en la carrera...”, comparó las máquinas con Friedrich Ebert, (al que Hecht había entrevistado), líder del partido socialdemócrata y primer presidente de la recién proclamada República de Weimar y Philipp Scheidemann, primer canciller.
En los dos  años que estuvo en Alemania  (1918 y 1919)  fueron muy movidos para Hecht, alquiló un avión para seguir de cerca el levantamiento espartaquista, y estuvo en todos los frentes de la revolución, fue expulsado y regresó a América, se dedicó a escribir guiones de cine, obras de teatro y novelas, en 1927 recibió el primer Oscar que se entregaba a un guionista por el argumento de La Ley del hampa  (Underworld). 
Grosz viajó para dar clases un semestre  1932 en Nueva York, regresó a Alemania, pero enseguida, antes que Hitler tomara el poder en enero de 1933, emigró con su familia a Estados Unidos, acusado por los nazis como  "bolchevique cultural número uno",  Hecht le ayudó a encontrar trabajo de profesor en Nueva York.


Erich Mühsam y Paul Scheerbart en algún momento antes de la Gran Guerra.
Paul Scheerbart, crítico de arte,  fue sobre todo  un escritor fantástico de lo que llamamos ahora de ciencia ficción, inventor y teórico de la arquitectura de cristal que tuvo cierta influencia en la arquitectura expresionista alemana y la Bauhaus,  pero también es una referencia obligatoria cuando hablamos de la historia de la poesía fonética del siglo XX, en su novela Ich Liebe Dich! (Te amo!), publicada en Berlín en 1897, que lleva por subtítulo Una novela ferroviaria, con 66 intermezzos, editada con letra fraktur propia de la época,  incluye el poema Kikakiku!  con letra tipo romana que empieza así:
Kikakokü!
Ekoraläps! ,
Wiso kollipända opolosa.
Ipasätta ih füo...
Erich Mühsan conocido anarquista alemán, escritor, periodista, poeta y dramaturgo, explica en sus escritos no políticos como encontró a su primer editor de poesía después de una noche de alcohol con Paul Scheerbart. Ambos decidieron crear un diario antimilitarista en 1903, que trataría sobre todos los aspectos de todas las sociedades de todas las estrellas del cosmos y llevaría como título de cabecera Das Vaterland (La Patria), encontraron un editor que hizo un contrato ante notario, pero a los pocos días se retractó, pues también se había comprometido con dos periódicos destinados al ejercito, así que a cambio como compensación se ofreció a publicar un libro a cada uno de ellos, el Sr. Eduard Eißelt edito en 1904, de Mühsan , Die Wüste  Gedichte 1898–1903 y de Scheerbart, Machtspäße. Arabische Novellen.
 Scheerbart que en sus novelas fantásticas había previsto la distopia de las sociedades futuras, cuando empezó la Gran Guerra en 1914, dejó de alimentarse y murió, Mühsan fué asesinado por los nazis en una cárcel en 1934


París, Museo del Louvre, finales de agosto de 1911, Picasso y Apollinaire, como tantos mirones van a ver el vacío que ha dejado el cuadro de La Gioconda de da Vinci robada el 21 de agosto.
El 29 de agosto, largas colas de visitantes esperaban pacientes pare entrar en el Louvre, nunca había tenido tantos visitantes. Apollinaire se teme lo peor, ya había sido acusado anteriormente del robo de unas estatuillas en el Louvre junto a Picasso, pillaron a Apollinaire intentando venderlas . 
De nuevo fue detenido y encarcelado durante dos días, sospechoso de robar La Gioconda. Cuando trajeron a Picasso delante del juez para interrogarlo, cuentan que se puso a llorar como un niño y juró no conocer a Apollinaire.
A la izquierda de Tiziano "Alegoría conyugal" y a la derecha de Correggio "Matrimonio místico de santa Catalina".



100 años de Merz, Kurt Schwitters cuelga el cuadro Merzbild (invierno 1918-1919) en la Galería Der Sturm en Berlin.

El cuadro se expuso en la galería Der Sturm en julio de 1919, junto a Magda Lagenstrass-Uhlig, se acompaño esta exposición de un manifiesto sobre “Die Merzmalerei” (La pintura Merz), publicado en julio en la revista Der Sturm.

“Llamé Merz a aquel nuevo procedimiento cuyo principio era la utilización de todo material. Es la segunda sílaba de “Kommerz” (comercio). 
Apareció con MERZ bild (cuadro Merz), un cuadro en el que, entre formas abstractas, se podía leer el título MERZ, recortado y pegado según un anuncio para la KOMMERZ-UND PRIVATBANK. La palabra “Merz, del mismo modo que llamé Und-Bild a un cuadro que contenía la palabra “und” y Arbeiterbild a un cuadro que contenía la palabra “Arbeiter”. Para mi primera exposición  de esos ensamblajes en la galería berlinesa Der Sturm, busqué un término para designar ese nuevo género, pues no podía colocar mis cuadros bajo antiguas etiquetas como el expresionismo, el cubismo, el futurismo y otras.
Llamé entonces “MERZbild” a todos mis cuadros, como un género que se manifestaba en esa pieza característica. A continuación tenía que extender la denominación MERZ a mis poemas, que compongo desde  1917, en fin al conjunto de mis actividades. Ahora, yo mismo me llamo MERZ.”



Duchamp en el jardín del estudio de su hermano Jacques Villon en Puteaux, Francia, 1913-1914, cuando aún no había inventado el “readymade” o “tout fait”, solo había ensamblado la rueda delantera de una bicicleta a un taburete de cocina, y ni soñaba que ese artefacto sería una obra de arte. Utilizó por primera vez el término readymade (y tout fait) en 1915 y 1916, cuando ya tenia en casa una “escultura” que era un secador de botellas (1914) y una pala de nieve (1915-1916).
Igual que su amigo Apollinaire, Ducahmp no tenía una formación académica, se dedicó a los estudios intensivos de Óptica y perspectiva. El concepto de “readymade” fue publicado por el matemático Jules Henri Poincaré, que en su tratado sobre Ciencia y Método (1908), teoriza sobre el descubrimiento accidental, después de días de trabajo consciente infructuosos, cambio su rutina, bebió café solo por las noches y en los siguientes días  las ideas fructíferas acudieron a su mente consciente, todo lo que tenía que hacer era "seleccionar" entre las "combinaciones validas, a este concepto lo llamó “readymade”, "Descubrimiento", escribió, "es discernimiento, selección".
Duchamp declaró claramente que no importaba quién hiciera sus readymades;lo importante era que él, Duchamp, los "elegía"
Por otro lado las teorías de Poincaré sobre el movimiento mecánico de las máquinas, inspiró buena parte de sus obras, el “molinillo de café”, une las teorias de la máquina en movimiento con el café nocturno de Poincaré


“E. von F”

La primera Exposición Anual organizada por la Sociedad de Artistas Independientes en NY en abril de 1917 en el Grand Central Palace, se parecía mucho a las convocatorias de Mail Art, sin jurado, sin premios, las piezas se exhiben en orden alfabético y como guinda en el catálogo está la lista de participantes con su dirección postal. La diferencia estaba en la cuota de membresía de seis dólares y que las obras estaban en venta. Uno de los veinte directores que dependían de   Walter Conrad Arensberg era Marcel Duchamp. En la imagen vemos “Portrait de Marcel Duchamp” por Jean Crotti que se expuso en esta muestra. También vemos en la estantería la pieza conocida por Fountain. En este momento Arensberg  y George W.  Bellows discuten sobre la idoneidad de exponer la pieza firmada por R. Mutt, según Arensberg, cumple con las reglas de la convocatoria y tal como está colocado incluso es bello, pero Bellows insiste en que es asqueroso, ofensivo y no lo ha realizado el Sr. Mutt, consiguen reunir a buena parte de la dirección y más que rechazar la pieza, la ocultan y no se muestra. 
En el catálogo no se menciona a  Duchamp más que como uno de los directores y en la pieza de Crotti.
Revisando el catálogo, se reproducen algunas de las pinturas y ¡atención historiadoras del arte!, el cuadro que hay detrás de ellos es una pintura de Harriet W. Titlow, que expone dos piezas en esta muestra, y dos en las dos siguientes  de 1918 y 1919, el título es muy evocador, bajo la imagen vemos “E. von F” y corresponde al número 42 del catálogo, el parecido con Elsa von Freytag-Loringhoven es asombroso. 

Suponiendo que el cuadro “E. von F” de Harriet Woodfin Titlow ( Hampton, Virginia, 1875- Springfield, Ohio, 1943)  expuesto en Grand Central Palace de Nueva York en la Primera Exposición Anual organizada por la Sociedad de Artistas Independientes en abril de 1917  sea un retrato de Elsa von Freytag-Loringhoven, la mujer que vemos en esta  escena sería Harriet, ya que está justo delante de la puerta del 108 Waverly Place en el Greenwich Village de Nueva York, donde tenía su estudio en el último piso según consta en el catálogo de esta exposición de 1917 y la 1918. En marzo de 1917 aparece en una reseña de prensa en la  Catharine Lorillard Wolfe Art Club, una fundación galería en la que solo exponen mujeres con dos cuadros titulados  "Irma” y “Eliza”.
El cuadro superior es  “Girl with Cigarette” (Springfield Museum of Art, Springfield, Ohio,  donde tienen 8 cuadros de ella ), el inferior “E. von F” (?).
Elsa, la Reina de la Bohemia,  se movía también por esta zona conocida como el  Montparnasse neoyorquino, no la vemos en la imagen porque normalmente salía al anochecer...
"[...] cuando el crepúsculo de una rancia mansión ha reptado a través del eternamente ensanchado ojo de la cerradura la Reina de la Bohemia ha llegado, pues su día ha comenzado; la encontrarás en el Polly, en el Cad¬le Stick, el Brevoort, el Black Cat o en cualquier otro lugar del GreenwichVillage que quieras visitar [...]"
Barnes, Djuna: «Becoming Intimate with the Bohemians», en New York Morning



 Stiegliz fotografía a Duchamp en la Galería 291 de Nueva York en 1917, coincidiendo con la exposición de la Sociedad de Artistas Independientes en el Grand Central Palace.
La Fountain está colocada en un pedestal tapando el cuadro de The Warriors de Marsden Hartley, a la derecha el cuadro del mismo autor, Indian Composition.


Elsa von Freytag-Loringhoven posa delante del “Puente de los Suspiros” que une la Prisión de la Ciudad, conocida como Las Tumbas, con el  Edificio de los Tribunales Penales de Manhattan en Nueva York. Ella visitaba a menudo esta cárcel, seguramente por robo en grandes almacenes.
William Carlos explica que ; “Fui a Las Tumbas el día que la soltaron. La conocí, la llevé a desayunar ... Rondaba los cincuenta años, una mujer que quizá fuese bella en su día. Hablaba con un fuerte acento alemán y en ese momento ganaba una miseria en la ciudad posando como modelo de desnudo.... De cerca, un hedor surgía grandilocuente de su cuerpo separándola de cualquiera de las almas del reino yankee. Era ese peculiar, acre olor de suciedad y fuerte sudor de su sobaco...”
La escatología siempre ha acompañado a Elsa, sus poemas dedicados a Duchamp, a William Carlos le llamaba W.C., la pieza Dios, de una tubería de desagüe, por esto hay quien le atribuye entre otras razones la Fountain o el cuadrito que pintó en París en “Mot aimez cette Parapluice suis-je par vous – Faithless Bernice” en  1923-24, en el que se ve un urinario desbordando liquido, cuando realmente tenía cincuenta años.



En 1923 algunos de los poetas y artistas relacionados con “The Little Review”, editada por Margaret Caroline Anderson y luego por  Jane Heap (aquí publicaba Elsa sus poemas entre 1918 y 1921), marcharon a París, hay una foto de Man Ray en Jockey Club de París en noviembre de 1923 en la que aparecen Margaret, Jane,  Ezra Pound, Mina Loy y Martha Dennison y algunos dadaístas parisinos, no sale en la foto Elsa, pues viajó a Berlín para volver un par de años más tarde a París.
En Berlín además de encontrar una ciudad devastada después de la Primera Guerra Mundial, en esa época se produjo la hiperinflación cuando un dólar se cambiaba por un millón de marcos y al día siguiente por diez  millones , y una barra de pan costaba cien millones, sus amigas americanas Djuna Barnes, Berenice Abbott y Peggy Guggenheim le ayudaron económicamente.
No consta que Elsa se encontrara con los dadaístas berlineses, una persona tan ególatra no coincidiría con unos activistas espartaquistas como el grupo de Berlín o el resto. Pero sí tuvo tiempo de ver una exposición en la que había unos cuadros de Schwitters, y la “experta” en hacer de la basura arte, critica así al gran maestro Kurt Schwitters en una carta enviada desde Berlín a su amiga Djuna Barnes:
«carente de sentido y realmente idiota - imitando "pinturas modernas", el pintor es mediocre. Muy pocas veces he visto algo tan ofensivamente impotente de ninguna necesidad interior - o inteligencia exterior - por él! Es vergonzosamente imitativa - nada más - sin ningún esplendor! Fi!».
No se lo perdonaré jamás




"Dada war da, bevor Dada da war” (Dadá estuvo allí antes de que existiera Dadá)
Hans Arp

Richard Huelsenbeck afirmaba que “Ball y yo descubrimos la palabra Dadá por azar en un diccionario alemán-francés, mientras buscábamos un nombre de teatro para la señora Le Roy, una cantante de nuestro cabaret...”

Zúrich, despacho de Hugo Ball en el Cabaret Voltaire, 1916
Huelsenbeck sentado en el sillón con el diccionario en la mano y Hugo Ball en la mesa, detrás tiene el cartel original de la primera función de Cabaret Voltaire creado por Marcel Slodki. En la pared encima del retrato de Emmy dos recortes de periódico con el anuncio; "Dada Haarwasser" (Tónica capilar Dada) y "Dada Kopfwasser" (Tónico para el cuero cabelludo Dada), 1913/1914, Bergmann & Co.
“Dada war da, bevor Dada da war”


Walter Serner, Tristan Tzara y Hans Arp en Zúrich, enero de 1917 en la Galerie de Han Corey, que en marzo se convertiría en la Galerie Dada hasta el mes de julio, en la Calle de la Estación. 
Serner, “moralista, nihilista, desarraigado...alto, elegante, con ropas desgastadas, con monóculo o lentes, Tzara y Huelsenbeck que siempre usaban monóculos, no podían competir con él, su monóculo era natural” ,  se integró en el Grupo Dada de Zúrich a finales de 1916, cuando Ball aún estaba ausente después de cerrar el Cabaret Voltaire el mes de julio para incorporarse de nuevo en la Galería Dada.

Aunque Serner había vivido en Zúirich desde 1914, huyendo de la justicia alemana ya que había ayudado a desertar del ejercito alemán a Franz Jung con un certificado falso, no se acercó a los Dadistas hasta más tarde. Colaborador habitual de la revista de izquierda Die Aktion en Alemania, en Zúrich colaboró en The Mistral que llevaba como subtítulo “Literary War Magazine”, para fundar su propia revista Sirius de literatura y arte. Escribió junto a Tzara un manifiesto Dada en 1918 y publicó en 1920 el Manifiesto Dada Letzte Lockerung (última relajación), su obra más conocida es el Manual para embaucadores.
Murió en plena segunda guerra mundial , después de pasar por el gueto de Praga fue deportado y fusilado en  Bosque de Biķernieki de Letonia en 1942.

En 1937 André Breton viaja a México y allí conoce a su admirado Leon Trotsky y redacta el Manifiesto por un arte revolucionario. En 1941 se embarca camino de América huyendo de la ocupación de Francia, pero es retenido en la Martinica por el Gobierno de Vichy e internado, allí conoce a Wifredo Lan y Claude Lévi-Strauss. Es liberado bajo fianza y empieza su exilio en Nueya York. Intentando recomponer el movimiento surrealista, en 1942 funda la revista VVV (Victory, View, Veil) junto a David Hare, de la que se editan cuatro números. 
En el número 2-3, publicado en marzo de 1943, colabora Marcel Duchamp, que estaba de nuevo en Nueva York. Este viaje fue una autentica odisea, pues cuando ya tenía los permisos y la invitación de los Arensberg en 1941, en el consulado de EEUU en Marsella le requieren una nueva invitación para estar en los Estados Unidos, que esta vez viene por parte de Katherine Dreier. Por fin embarca en Marsella con destino Casablanca en marzo de 1942 y allí espera durante días un avión para viajar a Lisboa (algo nos recuerda el argumento de la película que se rodó ese mismo año, en la que “Every body comes to Rick´s”, y nos lo imaginamos jugando al ajedrez con Rick Blaine). Por fin llega a Lisboa y en en junio embarca hacia Nueva York.
En la imagen Duchamp visita a Breton, detrás de él, la portada de VVV diseñada por Max Ernst, y a la derecha la propuesta de Duchamp para este número.


Barcelona, 19 de abril de 1912
Despacho del galerista y coleccionista de arte, Josep Dalmau, el día previo a la inauguración de la segunda exposición de arte cubista en la Sala de Antiguedades y Arte Moderno Dalmau de Barcelona, pensando como colgar el cuadro Nu descendant un escalier n° 2  de Marcel Duchamp.


Trotsky y Cravan en la cubierta del Montserrat rumbo a Nueva York la navidad de 1916
Según nos cuenta Hans Richter en Historia del dadaísmo, “En Bar celona, al igual que en Zúrich, surgían dificultades por los permi sos de estadía, por la residencia; en resumen, había problemas con la policía. Marie Laurencin estaba casada con el barón alemán Otto von Waetgen, a quien siguió a España porque su amante Guillaume Apollinaire había partido a la guerra. Como su marido era alemán, se la consideraba alemana, lo que en este tiempo de guerra resultaba particularmente injusto para una francesa de nacimiento. Ella y su marido se hicieron sospechosos de espionaje porque la policía española consideraba perturbador que una francesa, encantadora por añadidura, frecuentara los círculos sospechosos de Barcelona (391), en tiempos de guerra y en compañía de un alemán. El boxeador aficionado Arthur Cravan, alborotador, escandaloso y embebido en alcohol, no era por cierto el más indicado para disipar las dudas, y, por cierto, la agresividad de la pacifista señora Gleizes no arreglaba mucho las cosas.”
Cravan unos meses después de su famoso combate de boxeo contra otro exiliado, este de la América solo para blancos Jack Johnson, decide ir a Nueva York donde le esperará Duchamp y los amigos de Picabia y la que sería su amor Mina Loy.
El Transatlántico Montserrat zarpa el 25 de diciembre de 1916, y en él Cravan coincide con otro ilustre viajero, Leon Trotsky, expulsado de Francia por germanófilo, había pasado previamente por Cádiz y se reunió después con su familia en Barcelona.
Al pasar el 31 de diciembre delante de Gibraltar, Trotsky escribió en su diario: "El Monserrat, nuestro barco, es una terrible calamidad, viejo y mal acondicionado para la navegación trasatlántica, pero el pabellón español es un pabellón neutral, es decir, disminuye el porcentaje de posibilidades de un hundimiento. Por esto la compañía española cobra caro, aloja mal y da peor de comer”.
Lo que no nos cuenta Trotsky es que el presidente de la Transatlántica,  el Marqués de Comillas le pagó el viaje en camarote para él y su familia para que abandonara España .

Barcelona, 1922
En la Galería Dalmau de Barcelona se celebró una exposición de Picabia del 18 de noviembre al 8 de diciembre de 1922. André Breton escribe el texto del catálogo de la exposición y viene a Barcelona para la inauguración. El día antes, 17 de noviembre, pronuncia una conferencia en el Ateneo con el título “Caracteres de la evolución moderna y de lo que la conforma”. Hans Richter en su Historia del dadaísmo, cuenta que “...Breton encontró una “célula” Dada aún activa, integrada por Jacques Edwards, Guillermo de Torre, Lasso de la Vega y Cansinos Assens, quienes se negaban a aceptar que el Dada de París hubiera terminado.” La mayoría de ellos eran ultraístas y cuesta creer que vinieran a Barcelona, desde Madrid o Sevilla.

Nueva York, 1913
Exposición Internacional de Arte Moderno, conocida como Armory Show, celebrada en la Armería del Regimiento 69, situado en Lexington Avenue de Nueva York (17 de febrero al 15 de marzo de 1913). El contraste del provincianismo norteamericano con la vanguardia europea, fue un auténtico choque cultural.
 Se expusieron 1.250 pinturas, esculturas y obras decorativas de más de 300 artistas, de la que un tercio venía de Europa. Los artículos de prensa se llenaron con acusaciones de charlatanería, locura, inmoralidad y anarquía, y también con parodias, caricaturas y burlas.
El presidente Theodore Roosevelt declaró refiriéndose al arte moderno, That's not art!!! (Eso no es arte). Pero con esta exposición, la organización de la misma la Association of American Painters and Sculptors (Walter Pach, Arthur Bowen Davies y Walt Kuhn) y Alfred Stielgitz hicieron  entrar en el siglo XX a la cultura norteamericana.
Obras del rincón cubista, de izquierda a derecha: Marcel Duchamp; Nude Descending a Staircase, No. 2  y Nude (Study), y Albert Gleizes; l'Homme au Balcon



Philippe Soupault en el metro de París, otoño 1921
Guillermo de Torre, poeta y crítico literario, impulsor del Ultraismo (movimiento de seudo vanguardia literaria en la España de 1920), publicó en 1925 “Literatura Europea de Vanguardia” (Madrid, Rafael Caro Raggio, Editor). En el  capítulo dedicado a Dada nos cuenta una anécdota  desconocida y nada creíble ocurrida en el otoño-invierno de 1921 en París (entre el proceso de Barrès y el Congreso de París, que supuso el fin del dadaísmo en Francia), en la página 197 dice que Soupault en un informe confidencial, refiriéndose a este periodo, revela lo siguiente: “...los dadaístas trabajaron más silenciosamente y hasta decidieron inaugurar una acción secreta... imponer a todos los recuerdos de unas ciudad la palabra Dada; más de diez millones de billetes de Banco fueron cubiertos por una inscripción Dada. Fueron alquilados varios hombres para fijar sobre todos los muros, durante la noche, la palabra Dada. Durante más de dos meses todas las carteleras , vieron florecer , entre la selva de los affiches, esta misma palabra...” . La anécdota es  increíble, pues la suma de los  egos parisinos (Breton, Picabia..) difícilmente se diluiría en acciones anónimas.



Valencia, 10 de julio de 1937, Julio Álvarez del Vayo y Tristan Tzara.
Tzara se unió a los surrealistas en 1929, en 1932 tiene un papel  activo en la Asociación de Escritores y Artistas Revolucionarios y del 21 al 25 de junio 1935 participó en el el Primer Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura en París, momento que aprovechó para dejar a los surrealistas.  La delegación española a este congreso debía estar presidida por  Valle Inclán, pero como estaba muy enfermo, la presidió  Julio Álvarez del Vayo. Que fué periodista en la Primera Guerra Mundial y viejo conocido de la época de Dada en Zúrich, pues era el “fogoso caballero español” que perseguía Hugo Ball con un revolver, según cuenta Hans Richter, porque sospechaba que estaba liado con Emmy Hennings. En 1936 y 1937 Tzara tuvo un importante papel en defensa de la España republicana, fue nombrado Secretario del Comité de Defensa de la Cultura Española y organizó desde este Comité el Segundo Congreso Internacional de Escritores en 1937, en Madrid, 5 al 8 de julio, en Valencia 10 de julio (La imagen corresponde a Valencia) y Barcelona el 11 de julio, para finalizar en París el 16.   Al estallar la guerra (1936) Álvarez del  Vayo  fue designado Comisario General del Ejército y elegido Ministro de Estado  en 1937. 


Berlín, junio de 1918, Kurt Schwitters y Herwarth Walden

Kurt Schwitters participó por primera vez en la Galería Der Sturm de Herwarth Walden en Berlín en junio de 1918 en la 64 Exposición desde su fundación en 1912, junto Albert Bloch (norteamericano integrado en el grupo Der Blaue Reiter) , Emmy Klinker (alumna de Bloch) y Elisabeth Niemann. 

Walden acogió a muchas mujeres pintoras,  cuando abrió la galería en 1912 se fue a París y trajo obras de Sonia Delaunay y Natalia Goncharova.

Cuadros de izquierda a derecha: Summer Night y The Green Domino de Albert Bloch, Zeichnung A 3, A2 Hansi y Merzbild de Kurt Schwitters y a la derecha Interieur y Fabrik de Emmy Klinker.

Ver info de la exposición Las Mujeres de Sturm, celebrada en Frankfurt hace un par de años.


Tristan Tzara recitaba en el Cabaret Voltaire ”el soldado”, un poema de Max Jacob (sentado junto Tzara)  del libro La Côte, que dice “Adieu ma mère, adieu mon père...”, todos se enamoraban de ese pequeño rumano recitando en francés. En el instituto estudió filosofía y posteriormente se matriculó de filosofía y matemáticas. Tanto Hugo Ball como Tzara habían leído a Nietzsche, Dadá tenía una dimensión filosófica. En un momento cuando Tzara estaba en París, Jacob escribió ; “Naisance de un poète romain Tristan Tsara qui écrit dans ce style Tsara! Tsara! Tsara! Tsara! .. Thoustra” (1), en alusión al libro de Friedrich  Nietzsche “Also sprach Zarathustra. Ein Buch für Alle und Keinen” (Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie)






Munich, 1910 Emmy Hennings y Erich Mühsam.
Emmy Hennings, aunque considerada el el Cabaret Voltaire como una estrella por la prensa. Para sus compañeros dadaístas, exceptuando por supuesto a Hugo Ball,  era una mujer ingenua, simple y un poco infantil. Su poesía fue ignorada por los estudiosos de las vanguardias. Pero Emmy, que ya tenia 31 años cuando se inauguró el Cabaret Voltaire, tenía una larga experiencia de la vida, fue madre muy joven, esposa, una mujer de mala reputación, prostituta, adicta a la morfina, vagabunda, estafadora, que promovía el amor libre, la anarquía y la revolución social... Había publicado libros de poesía, trabajado en compañías de teatro y era una miembro activa de la intelligentsia de la bohemia de Múnich, amiga y posiblemente amante del famoso anarquista Erich Kurt Mühsam, que vivió en Múnich en 1909, y allí fundó el grupo socialista "Tat" y "Anarquista" con el propósito de agitar al lumpenproletariado para el anarquismo. Eric fue detenido en numerosas ocasiones, pero cuando los nazis llegaron al poder en 1933  fue detenido por las SA, enviado a un campo de concentración, instigado a suicidarse y ejecutado con una inyección letal en 1934 simulando un suicidio por ahorcamiento.

Ver el artículo “Emmy Hennings: ‘Star of the Cabaret Voltaire’ and Dada’s Mystic Mother”


Paris, marzo de 1915
Aparecieron cinco números de Maintenant, entre 1912 y 1915, y Cravan los vendía él mismo por la calle en un carrito de verdulero, especialmente a la salida del hipódromo Gaumont, en la plaza Clichy. Muy pronto Cravan consiguió tener «mala fama» por sus ataques de francotirador dirigidos con la máxima fuerza contra todas las dianas del espíritu moderno. No se salvaron de ellos ni André Gide en la famosa entrevista que se publicó en el número 2 de Maintenant de julio de 1913, ni Apollinaire, que, ofendido, le mandó a sus testigos, ni Marie Laurencin, en sus comentarios tan detallados como mordaces sobre los pintores que exponían en el Salón de los Independientes: «[...] el arte no es una pose infantil ante el espejo [...] La pintura es caminar, correr, beber, comer, dormir y hacer las necesidades.»
Dossier de prensa de la exposición en el Museo Picasso, 25 de octubre de 2017 «Arthur Cravan, Maintenant?»


Barcelona, Maison Dorée (Plaza Catalunya,7), primavera 1916, Arthur Cravan, sentado (Fabien Avenarius Lloyd) y Jack Johnson, de pie a su lado (Arthur John Johnson).
Jack Johnson, apodado “El Gigante de Galveston” tiene el honor de haber sido el primer negro Campeón Mundial de los pesos pesados (1908-1915),  conquistó el título mundial el 26 de diciembre de 1908, cuando peleó contra el campeón mundial Tommy Burns en Sydney, Australia, tras haberlo seguido alrededor del mundo, sin cesar de solicitarle un combate por el título. La pelea fue detenida por la policía en un recinto que presentaba un lleno absoluto .El título fue a parar a manos de Jack Johnson después de que los jueces le dieran la victoria por K.O. técnico. Durante la pelea Johnson se mofó de Burns y la gente que le acompañaba en la esquina del ring. Cada vez que Tommy Burns iba a caer a la lona Jack Johnson le sujetaba impidiéndolo, para acto seguido continuar golpeándolo. 
Tras la victoria de Johnson sobre Burns, las muestras de racismo contra Johnson se acrecentaron tanto que incluso el escritor Jack London solicitó la llegada de "La Gran Esperanza Blanca" que rescatara el título de manos de un negro como Johnson.
Y así, en 1913, fue detenido, acusado de atravesar con una mujer por la frontera del estado "con propósitos inmorales". Johnson fue sentenciado a la máxima pena, un año de cárcel. Huyó del país antes de entrar en la cárcel y siguió boxeando en el extranjero durante 5 años, 
En 1915 perdió el campeonato del mundo en la Habana, en Europa peleó en Barcelona con el poeta boxeador  Arthur Cravan, que ganó por KO en el séptimo asalto, aunque pudiera haberlo ganado en los primeros segundos del primer asalto.
Cuando regresó a EE.UU. cumplió la pena y recientemente fue objeto de una campaña para que Barak Obama, antes de dejar la Casa Blanca, anulara la sentencia de un tribunal racista que le movió a huir de EE.UU. en 1913, pero Obama no le perdonó.
Cravan editó entre 1912 y 1915 la publicación Maintenat que despotricaba contra todo y todos, editada, escrita y distribuida por él mismo. Cuando empezó la guerra mundial vino a España con su hermano Otho Lloyd y Olga Sacharoff, esposa de Lloyd (entre diciembre de 1915 y diciembre de 1916). En Barcelona daba clases de boxeo en el Club Marítimo y retó a Johnson a una pelea, que se celebró en la plaza de toros Monumental el día de Sant Jordi, 23 de abril de 1916, hay que tener en cuenta que no había mucha afición al boxeo en Barcelona, con poca entrada y gran enfado del público que abochornado veía como a pesar de su tamaño y peso le faltaba entrenamiento y desde el primer minuto estaba derrotado.
Conoció a Picabia y los ilustres exiliados que vivían en Barcelona procedentes de media Europa.

París, 26 de mayo de 1920
Velada Dada en la Sala Gaveau con un guion de Tzara. Los anuncios  previos habían prometido que los dadaístas iban a cortarse el pelo en escena, estaba previsto la Sinfonía de Vaselina de Tzara interpretada por veinte personas (Breton odiaba la música y más interpretar a Tzara), unas piezas de Ribemont-Dessaignes y The American Nurse de Picabia, que constaba de “tres notas repetidas hasta el infinito”, estaba previsto un combate de boxeo sin dolor y al final se mostraría el sexo de Dada. No habían ensayado nada, ni ellos mismos se creían lo que estaban haciendo, ni siquiera se cortaron el pelo. El público quedó horrorizado y tiró tomates y huevos al escenario, la familia Gaveau, acostumbrada a escuchar a Bach en su impresionante órgano se quedó en blanco. Todo París estaba en la sala, la velada Dada parecía una obra de aficionados con “algunas obscenidades escatológicas que parecían recitadas por escolares, unos muchachitos pálidos” (según el crítico de L’ Echo de París). Todos se empezaban a cansar de Tzara, Max Jacob le llamaba “Tzara Thoustra”, Arp lo apodó el Tzar (“zar”) Tristan, Bretón quería el mando de la cosa.

De izquierda a derecha: Tristan Tzara, André Breton, Céline Arnauld, Paul Dermée, Philippe Soupault, Paul Eluard, Georges Ribemont-Dessaignes y Benjamin Péret.


Galeria Dada (antigua  Galerie Coray), Zurich, marzo 1917.
Hans Arp conoció a Sophie Taeuber un año antes del Cabaret Voltaire en la inauguración de una exposición de “Tapices, bordados, pinturas y dibujos modernos” en Zurich, ella era profesora de la Escuela de Artes Aplicadas y bailarina de la Academia de Rudolf Laban. Cuando Sophie bailaba “la ternura inefable de sus pasos hacía olvidar que sus pies tocaban el suelo; lo único que quedaba era un cuerpo que se elevaba y se deslizaba”.  Aquí la vemos en la inauguración de la Galería Dada con una máscara de Marcel Janco (cuentan que pintada con sangre de buey) y un disfraz diseñado por Hans Arp, bailando los versos que va soltando Hugo Ball;  “Seepferdchen und Flugfische”  ( Caballitos de mar y peces voladores) que suenan así:
Tressli bessli nebogen leila
flusch kata
ballubasch
zack hitti zopp

zack hitti zopp
hitti betzli betzli
prusch kata
ballubasch
fasch kitti bimm
......

En el Cabaret Voltaire, el público se apuntaba en una lista para recitar un poema, cantar o en este caso un comerciante de vinos de Berna que toca una canción en el piano. Hans Arp pintó las paredes de  azul y el techo de negro, colgaban algunos cuadros de Marcel Janco en la pared y en las mesas había platos con huevos duros.
El poeta alemán  Klabund (Alfred Henschke) que anteriormente había a compuesto poemas patrióticos, pero ahora pasaba un tiempo en sanatorios suizos debido a las secuelas de una tuberculosis, escribió un poema sobre el Cabaret que en su última estrofa dice así:
Un poeta alemán canta francés,
El rumano suena siamés. 
Florece el arte ¡Aleluya!
Un suizo hubo acaso en la bulla (1)
El suizo, J.C. Heer (Jacob Christoph Heer)  cuenta Emmy “fue nuestro fiel huésped, casi todas las tardes barría con su capa macferlán, mirando alrededor, un número de vasos de la mesa, que él siempre pagaba a gusto”.
 En la imagen: Al piano, comerciante de Berna, debajo dos mujeres desconocidas, Emmy Hennings, Tristan Tzara, Klabund, J.C. Heer y Hugo Ball, al fondo gente desconocida.
(1) Sarmiento, José Antonio, Cabaret Voltaire, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, 2016

En abril de 1919 se celebró el último espectáculo Dada en Zúrich, ya quedaban pocos, se fue disolviendo el grupo inicial, a finales de año, los Janco estaban en París, Arp aún no podía viajar no era ni francés ni alemán y Tzara, para que no desapareciera Dada de la escena suiza, inventó una noticia falsa; envió a todos los periódicos de suiza una nota de prensa , primero un avance informativo, (una Fake tan de moda ahora) “Un duelo sensacional... Ayer tuvo lugar un duelo a pistola en el Rehalp, cerca de Zúrich entre Tristan Tzara conocido fundador de Dada y el pintor dadaísta Hans Arp, se dispararon cuatro balas, y la cuarta rozó ligeramente a Arp en el muslo izquierdo .... Picabia había venido desde París para actuar como padrino de Arp y que para Tzara desempeño el escritor suizo J.C. Heer”. La mención de Heer (Jakob Christoph Heer 1859-1925) dio verosimilitud a la noticia, pues era un personaje muy respetable y se hizo muy famoso después de este suceso.  Ball cuenta que siempre asistía al Cabaret Voltaire, ya muy viejo con  su enorme abrigo pasando entre las mesas y rozando los vasos de vino. La prensa desmintió al día siguiente el suceso, ya que Heer no se encontraba en Zurich y era extraño que se prestara para una actividad del todo ilegal. Poco después Tzara se fue a París invitado por Picabia.

Man Ray prepara el temporizador de la cámara para hacer una foto de grupo desde las cajas de Persil de unos cuantos expatriados estadounidenses en la salida del Jockey Club de París en noviembre de 1923. Fila superior : entre otros; Bill Bird a la izquierda ,  Smith, Les Copeland,  Hilaire Hiler, y  Curtiss Moffit .Fila del medio: Kiki de Montparnasse, Martha Dennison,  Jane Heap, Margaret Anderson y Ezra Pound. Fila inferior: Mina Loy, Tristan Tzara y Jean Cocteau

 Emmy Hennings y Hugo Ball delante de “la  Lechería”, la Taberna holandesa, Spiegelgasse un par de días antes de la inauguración de la Taberna de Artistas Voltaire. En la pared cartel de Marcel Slodki, a la derecha Lenin de incognito sin perilla. Zúrich, febrero de  1916.

Un poco más de Dada, Hans Richter fotografía al fotógrafo que fotografía a  Emmy Hennings y 
Hugo Ball. Zúrich 1916.





Hannah Höch y  Til Brugman en la habitación de la música de la casa de Til  en La Haya 1926.

Hannah Höch conoció a Raoul Hausmann en 1915 e inició una relación extramatrimonial que fue muy fructífera artísticamente (podría haber sido más productiva si no hubiera tenido que ocuparse tanto de Hausmann, ¡hombres!), pero un desastre emocionalmente. Cuando conoció a Kurt y Helma Schwitters en 1918, creó un importante vínculo con la pareja, Kurt le sugirió que cambiase el nombre de Johanne en la línea de su poema a Anna Blume, que se puede leer hacia delante y hacia atrás. Höch participó en la primera exposición Dada en 1919 en la Galeria I.B. Neumann y en el Dada Messe de 1920. En 1921 y 1922 acompaó a  Hausmann  y Schwitters a Praga en su Gira Dada, en 1923 cortó con Hausmann. En junio de 1926 Kurt y Helma Schwitters van de vacaciones al Mar del Norte en Holanda, invitan a Hannah Höch a acompañarlos.
Til (Mathilda) Brugman, se fue a vivir con su pareja, la cantante Sienna Masthoff a la Haya en 1917, en año que empieza el grupo Stijl. Estaba en contacto con los miembros del grupo a través de Mondrian, daba clases de idiomas, hacía traducciones para la revista de Theo van Doesburg y  hacía de marchante ambulante para Mondrian y los miembros de Stijl. Empezó a escribir poemas sonoro-visuales. En 1923 Gerrit Rietveld diseño una silla y una mesa para su habitación de música, Vilmos Huszár pintó de colores las paredes.
El verano de 1926 cuando se reunió con Kurt y Helma Schwitters en Kijkduin en el Mar del Norte, conoció a Hannah Höch, se enamoraron, Hannah se instaló en La Haya, viajaron por Europa hasta 1929 que regresaron a Berlín. En 1936 finalizó su relación y Til regresó a la Haya en 1939.


Berlín , enero 1917
Cuando en julio de 1916 se cerró el Cabaret Voltaire en Zúrich, Richard Huelsenbeck regresó a Berlín. Aunque aún estaba en plena guerra, los ánimos habían cambiado totalmente, el ardor guerrero y patriótico había dejado paso a al hambre y el frio, escaseaba la comina y el carbón para la calefacción. El invierno de 1916-1917 fue uno de los más frios, conocido como el invierno Tulipán, con temperaturas de 22 grados bajo cero. Huelsenbeck empezó a frecuentar el Cafe des Westens, refugio de los expresionistas, encontró a los hermanos Herzfelde y a Grosz, publicó en su revista  Neue Jugend (la nueva juventud) el artículo “El hombre nuevo”, ese título servía tanto para la extrema derecha como la extrema izquierda, eran perfectos para relanzar el dadaísmo en Alemania. Dadá se estrenó en Berlín el 22 de enero de 1918, una velada literaria en la librería-Galeria de arte de Israel Ber Neumann, allí se presentó como delegado oficial de Dadá y explicó que fue el Cabaret Voltaire, entre Huelsenbeck y George Grosz se encargaron de provocar al público con algunas insolencias. El 12 de abril se organizó la velada dadaísta oficial, con lectura de manifiestos.  Aunque Huelsenbeck se retiró discretamente para dedicarse a sus estudios de medicina, fue un par de tríos quienes  mantuvieron el movimiento Dada en Berlín los próximos años, por un lado el grupo de Editorial Malic con Grosz incluido y por otro Hausmann y Baader que se conocían hacía muchos años y Hannah Höch.
Gabinete de la librería-Galería de I.B. Neumann, los cuadros de la pared son de Munch, Roualt, Klee, Beckmann. Richard Huelsenbeck y George Grosz disfrazado de muerte.

Zúrich, enero de 1917, Galerie Coray
El Cabaret Voltaire cerró en julio de 1916, Ball y Hennings se retiraron a Vira-Magadino, todos estaban empobrecidos o enfermos. Tzara convence a Ball para que regrese a Zúrich ese otoño. En enero de 1917 montan la primera exposición Dada en la Galería de Han Corey, que en marzo se convertiría en la Galería Dada hasta el mes de julio.
Han Corey era un coleccionista de arte africano y abrió la galería en el segundo piso encima de la fábrica de chocolate Sprüngli, en la calle de la estación, una buena zona comparado con la situación del Cabaret Voltaire. Se hicieron listas de invitados, se imprimían invitaciones y cobraban una entrada equivalente a una buena entrada para el teatro, de esta forma se libraron de los noctámbulos y estudiantes y se dirigieron a un público de pago que apreciaba y compraba arte. Los meses que duró se hicieron exposiciones con Sturm de Berlín, los Futuristas, Kokoschka,  conferencias sobre Kandinsky…

Primer plano, Tzara, Ball y Janco. Al fondo los nuevos y distinguidos clientes, Hans Richter entre ellos el tercero por la izquierda, Sophie Taeuber y Hans Arp  tercera y segundo por la derecha. Los cuadros, en la pared de la izquierda, dos de Marcel Slodki, al fondo dos de Arp, dos de Taeuber, dos de Richter y dos de Janco. En la pared de la derecha dos de Max Oppenheimer que los retirará en cualquier momento por un desacuerdo con Tzara y Ball y el cartel de la exposición de Janco. En la mesa una escultura africana de la colección de Coray.

Berlín, estudio de Ludwig Meidner, 1916
Los hermanos John Heartfield y Wieland Herzfelde se cambiaron los apellidos y John también  el nombre en 1916 como protesta contra el ambiente belicista de Alemania. John fue llamado a filas en un cuartel de Berlín al inicio de la guerra, ese mismo otoño conoció a George Grosz (que también modificó su nombre y apellido). Grosz era un par de años más joven y se había presentado voluntario al servicio militar esperando librarse de ir al frente. En 1915 ambos fueron hospitalizados y dados de baja temporalmente para  el ejercito, sinusitis y problemas de nervios. Dedicaron todos sus esfuerzos a combatir al régimen. Empezaron a frecuentar el estudio de de Ludwig Meidner, pintor expresionista que había fundado el grupo Die Pathetiker y era colaborador de la publicación de extrema izquierda Die Aktion. 
Wieland, mientras,  había comprado la cabecera de una publicación estudiantil de carácter belicista, Neue Jugend, que convirtió en una publicación izquierdista y junto a su hermano John fundó la editorial Malik en la que colaboraba desde George Grosz a Walter Benjamin.
Meidner hizo entre 1916 y 1918 su servicio militar como intérprete en un campo de prisioneros (había vivido en Paris en 1906 y 1907) a partir de su estancia en el ejercito se convirtió en un pintor catastrofista y apocalíptico.
En 1917 regresa a Berlín desde Zúrich Richard Huelsenbeck y todos se apuntan a Dadá, en 1918 Huelsenbeck  escribe el Manifiesto Dadaista que todos firman  y a la vez se apuntan al recién creado Partido Comunista Alemán.
En la imagen  sentado; Ludwig Meidner, encima de él un grabado en madera de Hans Richter para una portada de Die Aktion,  de pie Wieland Herzfelde, George Grosz y John Heartfield que sostiene el cuadro La casa de la esquina de Meidner, los otros cuadros son: encima del caballete Cuadro apocalíptico y a la derecha La ciudad y yo


Paris, junio de 1917
Pierre Albert-Birot, editor desde enero de 1916 de la revista de vanguardia SIC (Sonidos, ideas y Colores) conoce al pintor futurista italiano Gino Severini  que colabora en el segundo número dedicado al futurismo. Severini  le organiza un encuentro con Apollinaire en julio de 1916 que está convaleciente en el hospital. Birot le pide una obra de teatro no-realista, Apollinaire ofrece el subtítulo de “Drama sobrenatural” que queda en drama sur-realista. Cuando sale del hospital unieron sus respectivas tertulias, los martes de Apollinaire y los sábados de SIC, por fin se estrena el 24 de junio de 1917 Las Tetas  de Tiserias dirigida por Birot, con música de Germain Albert-Birot, escenario del pintor cubista Serge Férat y vestuario de Iréne Lagut, la obra está ambientada en Zánzibar en un momento de guerra que no nacen niños.  El personaje femenino cambia de sexo para tener el poder de los hombres y cambiar las costumbres, rechazando el pasado para establecer la igualdad de género. Le crece la barba y obliga a su marido a procrear miles de niños en un solo día, después de compromete a dar a luz al doble de niños que su marido. En plena guerra estas proclamas feministas y también antimilitaristas enfurecen al público que patalea y grita, Apollinaire sale al escenario con su uniforme de cabo para poner paz, Philippe Soupault apenas puede apuntar a los actores, en ese momento entra en el teatro Theódore Fraenkel con  Jacques Vaché que lleva el  uniforme de soldado británico (hacía de interprete para los aliados), saca su revolver y dispara al aire para defender a Apollinaire. El detalle de los disparos solo está corroborado por Bretón y Aragón, pero  “se non è vero, è ben trovato”.
En el escenario al final a la izquierda, dos personajes de la obra, Albert-Birot baila con uno de ellos y al fondo a la derecha otro personaje de la obra. Segunda fila; Jacques Vaché con el revolver en la mano, Theódore Fraenkel, André Breton y Guillaume Apollinaire. Primer plano: Max Jacob, Philippe Soupault, Louis Aragon y Gino Severini.


Étival (Francia) Octubre de 1912
Gabrielle Buffet-Picabia, estaba en la casa que su madre tenía en Étival un pequeño pueblo del Jura en la región fronteriza con Suiza conocida como “La Zona”.  Ella había pasado parte del verano en Alemania. Duchamp estuvo en Múnich el mes de julio y tuvieron un encuentro secreto.
Picabia fue a buscarla el mes de octubre en compañía de su amigo el poeta y crítico Guillaume Apollinaire y Marcel Duchamp. El viaje entre Neully, al oeste de París y ëtival en el este de Francia es conocido por las notas de Duchamp «Route Jura-Paris», que inspiró a Duchamp escribiendo  cuatro «notas marginales»  de La Boîte de 1914 y creó después un preludio a su obra La Mariée mise à nu par ses célibataires, même , publicó después un libro con ensayos sobre el cubismo , Les peintres cubistes , de Apollinaire, financiado por Picabia. 
El viaje en otoño con los días más cortos les obligó a viajar de noche, con lluvia y frio en un coche descapotable en el que tuvieron más de un pinchazo de ruedas mientras Apollinaire recitaba una selección de poemas de Alcools que publicaría el año siguiente, precisamente el primer poema se titula “La Zona”, mientras Duchamp aún estaba bajo los efectos de su amor platónico por Gabrielle.

En la imagen Duchamp, Apollinaire, Picabia y detrás de la ventana Gabrielle


París 1916
Guillaume Apollinaire nació en Roma en 1880, pero vivía en París desde principio de siglo. En 1911 se le acusó del robo de la Gioconda, anteriormente había apoyado las propuestas de Marinetti de quemar los museos y además su secretario ocasional y amigo de Picasso, Honoré – Joseph  Géry, que había robado unas estatuillas íberas y fenicias el el Louvre que vendió a Picasso, los denunció anónimamente en la prensa. Pretendiendo que Picasso diera fe de su inocencia, encontró que Picasso,  que también era extranjero y temía por su expulsión, ni siquiera admitió conocerlo. Al final fueron exculpados ambos. En 1913 publicó el poemario Alcools. En 1914 cuando empezó la guerra, Picasso se largó discretamente al Midi, pero Apollinaire escarmentado por el tema de la Gioconda quería a toda costa la nacionalidad francesa y se presentó voluntario en el ejercito, tenía ya 34 años, pero no fue admitido. Tanto insistió que lo aceptaron en marzo de 1915, en esta época ya se carteaba con Bretón. Justo un año más tarde, le concedieron la nacionalidad francesa y a la semana,  el  17 de marzo de 1916, fue herido en la cabeza por la metralla de un obús,  “está Obus Roi aquí”, dijo refiriéndose,  a “Ubu Roi”, la obra de su viejo amigo Alfred Jarry. El 9 de mayo le practicaron una trepanación para aliviar la presión, al día siguiente recibía la visita de Breton que estaba de permiso en París, Apollinaire le dedicó un ejemplar de Alcools que está encima de la silla.


Nantes, 1916
André Breton, azote de Dadá y Pope del surrealismo, empezó a estudiar medicina a desgana en 1913 cuando era un poeta en ciernes, pero fue movilizado en febrero de 1915, primero en artillería, que describió como “un pozo negro de sangre, locura y barro”, enseguida pasó al servicio sanitario en Nantes como enfermero del hospital . En febrero de 1916 encuentra a un soldado convaleciente,  Jacques Vaché, un joven sarcástico y nihilista, devoto de  Alfred Jarry, una de las figuras que más admiró por su humor corrosivo  que atacaba toda  jerarquía y por su visión mística del arte. 
Vaché murió seguramente por una sobredosis de opio en 1919 con 23 años, Bretón reunió sus cartas, escribió cuatro ensayos a modo de introducción y los publicó con el título de Cartas de Guerra (1919), diez de estas cartas y algunos dibujos están dirigidos al propio Breton, cuatro a Theodore Fraenkel y una a Louis Aragon. Bretón siempre consideró a Vaché como el inspirador  del surrealismo.
Breton y Vaché en algún momento de 1916.


Zúrich 1915
Ball escribe en su diario el 2 de abril de 1916 que Laban (coreógrafo muy influyente en las primeras décadas del siglo XX, que creó un método de notación matemática sobre las poses del cuerpo humano) y sus damas (las bailarinas de su escuela de danza) visitaron el Cabaret Voltaire. Aunque Laban, ni Wigman, ni Perrottet formaron parte de Dadá, sí estuvieron en contacto mucho antes de inaugurar el Cabaret y la influencia fue mutua. Varias de las bailarinas actuaron en veladas dadaístas. Los jóvenes dadaístas hacían cola para ver a las chicas de ese santuario de emancipación que era la “escuela “ de Laban.
Arp se emparejó con Sophie Taeuber, Richter  tuvo un breve matrimonio con una de ellas que a la vez era amante de un hermano de Janco y Tzara tuvo un romance con Maja Kruscek.
Rudolf Laban había organizado  un programa de danza de verano en Monte Verità en Ascona en 1912 (una comuna vegana, nudista, pacifista, por la que pasaron todos los dadaístas a partir de 1917) y se estableció en Zúrich en 1915 con su segunda esposa, hijos y su amante Suzanne. 
Esta escena es un ensayo ; al fondo, encima de un mueble Sophie Taeuber esperando su turno para bailar, de pie Hans Arp, a su lado Emmy Hennings y Hugo Ball. En primer plano a la izquierda Suzanne Perrottet, en el centro Mary Wigman y a la derecha Rudolf Laban.


Berlin 1913
Después de la guerra, para los dadaístas de Berlín, sección espartaquista, Herwarth Walden era poco más o menos un traidor por su neutralidad ante los acontecimientos de la República de  Weimar y por lo tanto sus amigos, entre los que se encontraba Kurt Schwitters , también. Walden, poeta, compositor, editor y promotor del arte de vanguardia alemán de principios del siglo XX, expresionismo, futurismo, dada…, fundó en 1903 la Sociedad de las Artes y en 1910 la revista Der Sturm (La tormenta), que editó hasta 1932, en la que colaboraron desde Paul Seerbart, Hausmann, August Stramm, cuya poesía influyó de una forma sustancial en los dadaistas , Rudolf Blümner publicó el largo poema fonético Ango Laina o Kurt Schwitters Anna Blume. En 1912 abrió la galería Der Sturm, exhibiendo a los artistas de Der Blaue Reiter , los fauves,  Munch, Braque, Picasso, Arp, Schwitters…y en 1913, unos meses después del Armory Show de Nueva York, Walden organiza el Primer salón de otoño alemán en Berlín en un espacio cercano a la Galeria de 1.200 metros cuadrados, en el que participó toda la vanguardia de la época, anticipándose a Dadá recopiló una letanía de críticas demoledoras e insultos en la prensa . “En un ominoso augurio de lo que se avecinaba, el Parlamento alemán declaró por unanimidad que Sturm era un bastión del “arte degenerado”. 
Herwarth Walden, algunos cuadros de izquierda a derecha citados en el catálogo: (semi oculto) Léger, Delaunay, Picabia, Kandisnki, (arriba) Picabia, (debajo) Balla, (arriba) Münter, (debajo) Mondrian.


Siguiendo la estela de Dadá antes de Dadá, nos encontramos con esta escena en Berlín en 1915. 
Raoul Hausmann conoció a Johannes Baader en 1905 en un tranvía, Hausmann tenia solo 19 años y Baader diez años más, era arquitecto autor de monumentos funerarios,  un “monomaniaco de espíritu contundente” como lo definiría Hausmann, con una amplia cultura literaria y filosófica, aunque siempre fue considerado como un enfermo mental, se autoproclamó  Oberdadá, Presidente del espacio. En 1915, Hausmann conoce a Hannah Höch y empieza con ella una aventura extramatrimonial y artística que duró varios años y ese mismo año conoce a dos filósofos en persona, Salomo Friedlaender (Mynona) y Ernst Marcus, neokantianos heterodoxos cuyas teorías impregnan el pensamiento de Hausmann, ya sea sobre el arte y la sociedad, la optofonética o la fotografía, basados en la crítica del conocimiento de Kant y la doctrina de los colores de Goethe.
Hausmann y Höch de pie, detrás de ellos sentados en el tranvía, Mynona, Marcus y Baader.


Zúrich, 1915
Hans Arp había nacido en Alsacia, territorio en disputa entre Francia y Alemania. Estudió en Estrasburgo, Weimar y París y estuvo en Suiza entre 1909 y 1911,  en Múnich en 1912 donde conoció a Kandinsky, y 1913 estaba en París y fue amigo de Picasso, Modigliani y los Delaunay. Cuando empezó la guerra se refugió en Zúrich y allí conoció a Sophie Taeuber y cuenta que en Zúrich le notificaron que debía presentarse en la embajada alemana para incorporarse al ejército, y cuando le entregaron los papeles rellenó el primer espacio con la fecha y puso la fecha en los demás espacios vacíos, trazó una línea debajo e hizo la suma, se quito la ropa y entregó los papeles. Le dijeron que se podía marchar a casa. 
De izquierda a derecha, Sophie Taeuber-Arp ,  Berte Trümphy, alguien que ha bajado de Monte Verità  y se da una vuelta, un guardia y Hans Arp



Seguimos en esta miniserie previa al Cabaret Voltaire.
Nuestro reportero viajero del tiempo, nos ha enseñado últimamente unas imágenes captadas antes del nacimiento de Dada en febrero de 1916 en Zúrich. Esta vez viaja a Holanda en busca de Theo Van Doesburg, el 6 de febrero 1916 (la mañana siguiente del primer Cabaret Voltaire en Zurich) se produce el primer encuentro entre Theo y Mondrian. Theo ya se había puesto en contacto con Mondrian en octubre de 1915, y este le había enviado una fotografía de un dibujo de la fachada de la iglesia de Domburg (a la derecha de Composition No. 10 Pier and Ocean) , Van Doesburg hizo un dibujo similar con la iglesia de Utrech (que lleva en la mano). 
En octubre de 1917 fundarían la revista De Stijl.

Zurich, 1915, Hugo Ball y Emmy Hennings (primera por la izquierda) .
Hugo Ball y Emmy Hennings se conocieron en el Café-concierto Simplizisimus de Munich en 1913. Cuando huyeron  a Zurich en 1915 tenían pasaportes falsos y no tenían dinero. Emmy trapicheaba con drogas y ejercía la prostitución, cosa que Ball aceptaba de mala gana, Ball desesperado estuvo a punto de suicidarse dos veces.
Finalmente por compasión fueron contratados por el empresario teatral Marcelli, actuaron  en antros de mala reputación para acabar al final en el Flamingo con el Maxim Ensemble, entre contorsionistas, funanbulistas, magos, payasos y demás.
Esta pieza lleva por título Los Diablos de Marcelli.

Café de la Terrasse, Zúrich, 15 de septiembre de 1916.
Hans Richter cuenta que en septiembre de 1914, “teniendo en el bolsillo mi cédula de movilización para incorporarme al ejército, mis amigos organizaron una reunión de despedida. Entre ellos se encontraban los dos poetas, Ferdinand Hardekopf y Albert Ehrenstein … y para darme ánimos Ehrenstein me hizo una proposición, “si para entonces los tres estamos con vida, démonos cita el 15 de septiembre de 1916, es decir dentro de dos años a las tres de la tarde, en el Café de la Terrasse en Zúrich”.”
Richter al cabo de un año y medio estaba licenciado como inválido, tenía una herida en la pierna. Recordó la cita.  Tenía una exposición de su obra programada en la Galería de Hans Goltz en Múnich para junio de 1916, se acababa de casar con la enfermera que estuvo cuidándolo y decidió pasar la luna de miel en Zúrich después de pasar por Múnich.
A las tres de la tarde del 15 de septiembre acudió a la cita al Café de la Terrasse y allí estaban sus amigos, unas mesas más allá estaba Tristan Tzara y Marcel Janco, después de las presentaciones Richter se incorporó al Cabaret Voltaire.

A la izquierda Tzara y Janco detrás del bebedor de cerveza, en el centro Richter observándolos y a su lado con sombrero  Hardekopf, a la derecha de pie Ehrenstein.


Bucarest, otoño de 1912, Tristan Tzara, Marcel Janco y Ion Vinea fundan la revista de literatura y arte Simbolul (El símbolo), se editaron cuatro números entre octubre y diciembre, los tres tenían 17 años y estudiaban secundaria.
Tristan Tzara (Samuel Rosenstock ) firmaba sus poemas con el seudónimo de S. Samyro y en 1915 cuando fue a Zurich se lo cambio, Tristan por el poeta Tristan Corbière (que también era un seudónimo) y Tzara que suena como Tara (en rumano, país, patria),«triste en mi país».
Janco también marchó hacia Zurich con su hermano Jules en 1915 para estudiar arquitectura.
Vinea se quedó en Rumania y fundó con varios escritores de Simbolu la revista izquierdista Chemarea. 
En febrero de 1916 empezó todo

Berlin, 12 de mayo de 1915
Hugo Ball y Richard Huelsenbeck organizan veladas expresionistas los primeros meses de 1915, hacía seis meses que había empezado la Gran Guerra. El 12 de febrero distribuyeron el manifiesto futurista de Marinetti , y 12 de mayo organizaron una velada en solidaridad con el fundador del futurismo italiano. Marinetti ya afirmaba en 1909 que la guerra era “la única higiene del mundo” (libro que Ball lleva bajo el brazo), aunque también decía “Abajo Parsifal y el tango”.  Por fin llegó la guerra de verdad, Marinetti fue uno de los primeros en alistarse, insistiendo en declarar la guerra a Alemania.  El crítico del diario Vossische Zeitung describió la velada como una “protesta contra Alemania y a favor de Marinetti”.  El 23 de mayo de  1915 Italia le declaró la guerra al Imperio Austro-húngaro y  Alemania.  A finales de mayo Ball ya estaba en Suiza con Emmy Hennings con pasaportes falsos


Berlin 1914, Hugo Ball junto a un grupo de jóvenes recién alistados para ir a la guerra.
En 1914, Ball tenia 28 años, se intentó alistar para ir a la guerra, pero fue rechazado a causa de su precaria salud. En noviembre de 1914 pasó 15 días visitando a un amigo herido en el frente de Lorena (actualmente Francia) en la frontera de Renania (Ball nació en Pirmasens en Renania-Palatinado), tuvo suficiente para ver el horror de la Guerra, publicó sus experiencias en el periódico de Pirmasens y a cuando regresó a Berlin se hizo pacifista y empezó a leer a Bakunin y Kropotkin. En esa época Emmy Hennings falsificaba pasaportes para los desertores.


A principios de 1917 Kurt Schwitters estaba en su periodo expresionista. En marzo lo llamó el ejercito, casi tenia 30 años, le destinaron a un  trabajo de oficina en el 73 Regimiento de Hannover, pero a los tres meses el ejercito lo despidió, declarándole inútil total, no apto, demente,  quizá debido a sus ataques epilépticos. Pero no se desentendió de él del todo, le asignaron un trabajo de dibujante mecánico en la siderurgia Wülfel . Pintó algunos retratos de su esposa Helma y en entre otros cuadros los exhibió en en la Sociedad Kestner de Hannover en el  mes de mayo.



Entartete Kunst (Arte Degenerado) 
Rincón Dada (Sala 3, pared sur), Instituto de Arqueología del Hofgarten, Múnich 18 de julio de 1937
Obras de izquierda a derecha: “Das Paar” de Ernst Ludwig Kirchner, “Der Abenteurer” de George Grosz, “Schwangere” de Christoph Voll, el mural está copiado del cuadro de Wassily Kandinsky; “Der Schwarzer Fleck”, seguramente sacado de una reproducción. A la izquierda el cuadro de Kurt Schwitters “Merzbild” y al lado de este, “Ringbild”, y debajo el cuadro de Klee “Sumpflegende”, la portada de Der Dada nº 2 y Dada nº 3 de Raoul Hausmann. En la parte superior una frase de George Grosz “Tomad en serio a Dada, vale la pena”. En la pared de la derecha en la parte superior un cuadro de Kandinsky “Zweierlei Rot” y debajo de este el cuadro “Telltow” de Lyonel Feininger. En el suelo “Das Figur” de Rudolf Haizmann, en la esquina; “Das Ich” de Oswald Herzog y “Tanzerin” de Margarethe Moll.
Dadá vino al mundo durante la Gran Guerra para quedarse, el microbio virgen que se extendía por toda Europa sufrió un duro revés poco antes de la Segunda Guerra con la humillante exposición Entartete Kunst. 
El arte más interesante producido en el primer tercio del siglo XX que estaba en los museos y galerías de Alemania se mostraba ahora con escarnio, colgado de cualquier manera en las arcadas del Instituto Arqueológico de Múnich desde el 19 de julio hasta finales de noviembre. Aunque es cierto, que nunca tuvo tanto público, dos millones de personas, frente a unos pocos miles que visitaron la otra exposición simultanea, la Primera Exposición de Arte Alemán, que se celebró en la recién inaugurada Casa del Arte Alemán.
La prisión, la muerte y el exilio dispersaron a toda una generación pero no podríamos entender el arte de la segunda mitad del siglo XX y el siglo XXI sin Dadá. Las palabras que Tzara dedicó a Schwitters cuando murió en Inglaterra, se podrían aplicar a él mismo y buena parte de las mujeres y hombres infectados por este microbio virgen. “[Schwitters] Es uno de los que han cortado a la palabra arte la aureolada mayúscula A y han vuelto a colocar esa palabra en el nivel de las manifestaciones humanas”.
¡¡Arriba diletantes!!
Todo lo que querías saber sobre el cuadro Merzbil de Schwitters y no te atreves a preguntar está aquí: http://www.merzmail.net/merzbild.htm


Berlín, 28 de marzo de 1934.
Exposición de futurismo italiano de pinturas de aviones.
Kurt Schwitters se encontraba en Berlín visitando a Moholy-Nagy. El legendario futurista F.T. Marinetti también estaba en la ciudad. Schwitters y Moholy estaban invitados a la exposición y un banquete en honor de Marinetti. Moholy no quería ir, como extranjero corria el riesgo de ser detenido, pero acompañó a Schwitters por amistad. Allí encontraron a un viejo conocido de Schwitters, actor y colaborador de la revista Sturm, Rudolf Blümner, había publicado el poema fonético Ango Laïna en Sturm en 1921. Blümner había escrito una introducción al catálogo de la exposición. La fiesta estaba llena de gerifaltes nazis, nuestros visitantes se limitaron a beber y pasaron de los anfitriones.
Los nazis, recién instaurados en el poder, estaban divididos respecto a algunos movimientos artísticos, en la Noche de los cuchillos largos, 30 de junio, quedó desmantelado el núcleo de nazis afines al expresionismo, y en el Día del Partido, en Núremberg a principios de septiembre, Hitler atacó por igual a los “cubistas, futuristas y dadaístas”. 
A Blümner lo dejaron sin trabajo porque su mujer era judía. Moholy-Nagy huyo después de la exposición a Amsterdam, camino de Londres y Chicago. Schwitters aguantó hasta 1936, poco antes de que lo fueran a arrestar. No regresó jamás. Sus obras formaron parte de la exposición Entartete Kunst (Arte degenerado) de 1937.
De izquierda a derecha; Kurt Schwitters, F.T. Marinetti, Rudolf Blümner y Moholy-Nagy, que no quiere salir en la foto

El Cuadrado, que gran invento.
Cuando preparaban el libro “Los Ismos del arte 1914-1924”, Arp y  Lissitzky llegaron a enemistarse, porque Arp insistía que él y Sophie Taeuber habían inventado el cuadrado en en Zurich en 1915. Realmente los primeros cuadrados los había “inventado” Kazimir Malévich en 1913 con sus pinturas cubo-futuristas y entre 1914-1915 con el Cuadrado negro sobre fondo blanco. Aquí vemos algunos cuadros de cuadrado y sus autores, que han venido a rendir pleitesía a Malévich. Lissitzky ha venido con su familia  de campesino, porque para su mentor, Malévich, entre el mundo obrero y el del campesino, su elección es categórica: “Siempre he envidiado a los pequeños campesinos, que vivían en plena libertad, en medio de la naturaleza, llevaban a pacer los caballos, dormían al raso…”
Los cuadros de izquierda a derecha son de: Arp (que sale reproducido en el libro de los Ismos y fechado en 1915), Klee, Mondrian, Albers, Malévich, Lissitzky y Doesburg.
Personajes: Theo y Nelly van Doesburg, Sophie Taeuber y Hans Arp,  Sophie Lissitzky-Küppers, Jen y El Lissitzky, de pie Piet Mondrian y sentado Paul Klee a su lado Josef Albers y de pie a la derecha Kazimir Malévich.
El libro los Ismos del arte 1914-1924, se puede descargar en PDF aquí (63.58 Mb)




Kurt Schwitters en el Cafe Les Deux Magots, París, abril 1927
Schwitters interpretó la Ursonate en la Galería Le Sacre du Printemps, en algún momento hizo una pequeña actuación en el Cafe Les Deux Magots para el grupo Dada de París, causó una gran sensación rompiendo un plato, y tras una frenética ovación, exclamó contrito: “¡Es un obligato”!, ¡Está en el guion!. El público pidió un bis y Schwitters rompió otro y otro, hasta seis más. Tzara tuvo que pagar literalmente los platos rotos.
En esa época Nelly y Theo van Doesburg estaban en París, los vemos en la parte izquierda de la foto, junto a Schwitters. En la mesa del fondo Tristan Tzara, que tendrá que pagar los platos rotos, André Breton y Philippe Soupault, detrás a lo lejos Jean Cocteau y a la derecha; Michel Seuphor, Enrico Pranpolini y Paul Dermée, que publicaron la Ursonate de Schwitters en su revista Documents internationaux de l'Esprit nouveau nº 1



Previo a la Dada Soirée en La Haya, 10 de enero de 1923.
Muñeco articulado, Vilmos Huszár y en la platea Theo van Doesburg y Kurt Schwitters.
Invitado por Doesburg, Schwitters se animó a hacer una gira por Holanda. La primera actuación fue en La Haya, le siguieron Utrech y otras ciudades para finalizar en Amsterdam. Doesburg pronunciaba una conferencia sobre Dada, Schwitters entre otras cosas, como ladrar desde la platea, recitó sus poemas fonéticos y de un tirón el poema a Anna Blume en alemán, francés e inglés, estos recitales multilingües contaban con el acompañamiento de un muñeco articulado que manejaba Huszár.

Erwin Blumenfeld y Paul Citroen, autorretratos Dada. 
Célula Dada Chaplinista de Amsterdam.
Citroen escribió en el Almanaque Dada que en su país, Holanda, (aunque ambos eran originarios de Berlín), era el menos receptivo del mundo a Dada, y que los pocos dadaístas locales tenían que consolarse comiendo queso y viendo películas de Chaplin.
En la pared collages de Blumenfeld a la izquierda y los tres del centro y derecha de Citroen.


Café des Westens, Berlín, 1905. “Los modernos” en su mesa habitual. Emmy Hennings en el centro, en la mesa de la derecha Else Lasker-Schüler y Herwarth Walden.
Imagen del Berliner Tageblatt und Handels-Zeitung. Núm. 41 de 21 de mayo 1905.
EMMY HENNINGS
Artículo de Julio Alvarez del Vayo, La Alemania Emigrada, publicado en la revista España, 21 marzo de 1918 (nº 154, pág. 12)
No es alemana; en la biografía del número extraordinario y divertido editado por el «Cabaret Voltaire», después de dar la nacionalidad de los literatos que a él contribuían, al llegar a Emmy Hennings decía «sin patria». No obstante, se sabe de dónde viene: es danesa de origen. Pero seria más justo afirmar que nació en el Café des Westens.
Fue el «Cafe des Westens», en Berlín, y si bien menos que antes lo sigue siendo hoy, centro de reunión de la juventud bohemia y artística alemana. Se recordará que hace unos años entró en Alemania el furor por lo exótico y desordenado.
La raza, fatigada de forjar sobre el yunque duro de la colaboración anónima la maquinaria del Imperio, y satisfecha de su obra, quiso gozar de los placeres terrenales y se dio al lujo y a la frivolidad. Los más inquietos fueron a París y al regresar a Alemania implantaron allí, aunque con algún retraso, la decadencia.
Y así devino el «Café des Westens», templo de las muchachas que aspiraban a que sus perversidades fuesen cantadas por un segundo Baudelaire teutón, y de los poetas jóvenes, que buscaban en el homosexualismo y en la morfina una patente de refinamiento* que les despojase de sus plumajes bárbaros.
En ese café entró un día Emmy Hennings. Era más fuerte que aquel ambiente porque en su alma sencilla no había afectación. Llevaba el cabello rubio, recortado a la manera de paje; sus ojos brillaban ya entonces como hoy.
Venía de otro campo distinto. Artista en pequeños cabarets de provincia, muchacha alegre cuyo infantilismo primitivo y casi «terno apenas si había sufrido en las correrías livianas por las ciudades industriales, trajo a aquel café una fuerza de vida inusitada. Pronto asimiló las inquietudes literarias. Hizo versos, y su «Letzte Frende> —«La última alegría»— contiene poesías de acertada emoción lírica. 
Al principio costaba trabajo arrancarla del café. Escuchaba horas y horas a ratos impresionada, a ratos burlona a aquellos pseudogenios. Noches hubo que resistió la hora del cierre, pernoctando acurrucada, menuda, sobre cualquier mesa de billar. Quiso vivir todas las vidas. Servía de «médium» en los centros espiritistas, cantaba por los cabarets o hacia cine, escribía, era modelo, dibujaba, ideaba muñecas grotescas celebradas hoy por algunos críticos de arte, vendió violetas a las puertas de los teatros, se dio a todo y a todos en ejemplar desinteresada camaradería y terminó en la cárcel. Hoy pasea por Suiza su figura adolescente insensible a la edad. Canta por los cabarets «liedern» revolucionarios. Es uno de le s tipos más humanos de la Alemania emigrada; y de entre todos los que hablan de la necesidad de recurrir en Alemania a la violencia, la única acaso capaz de todo. Va a publicar ahora su «Libro de prisión», cuyas anticipaciones en «Die Akion» y otras revistas literarias hacen esperar una obra excepcionalmente fuerte. Dada a veces por buen humor a la extravagancia ha sido la principal propulsora de un movimiento de literatura desarticulada y de pintura abstracta, simbolizado en la Galería Dada. Contribuyó también a la fundación del cabaret Voltaire. Un escritor alemán, Guttmann, después de decirnos de Emmy que «tiene cuatro años y que es traviesa y alocada», nos asegura «que un día asaltará el Parlamento»...
Nota: a pesar de lo que diga el artículo: Emmy Hennings (Emma Maria Ball-Hennings) nació en Flensburg;

Walter Conrad Arensberg y su esposa Louise Stevens Arensberg visitan la casa de Frederick C. Torrey en California para ver de cerca el Nu descendant un escalier de Duchamp.
Torrey compró la pintura durante la exposición en Armory Show en Nueva York a Walter Pach, uno de los organizadores de la muestra en 1913.
En 1919 Torrey le vendió el cuadro a los Arensberg a través de Pach.

Marcel Duchamp y Bronia Pelmutter hacen de modelos. Picabia lo organiza todo. La foto es de Man Ray.

Hans Richter con su colección de Ruedas dentadas Dadá, 1923
Hannah Höch; Corte con cuchillo de cocina a través de la barriga cervecera de la República de Weimar,1919 . Theo van Doesburg : Revista Mecano número Rojo, 1922 . Raoul Hausmann, Elasticum, 1920. Debajo: Man Ray ; Dancer- Danger , 1920. Debajo de izquierda a derecha de Francis Picabia: Le Fiance 1916-1918 y Machine tournez 1916-1918 y en el rincón casi oculta de Marcel Duchamp: Broyeuse de chocolat, 1913

Zurich, 1 de febrero de 1916. Emmy Hennings y Hugo Ball ponen el cartel de Marcel Słodki del Café de Artistas Voltaire en la Spiegelgasse número 14 de Zurich pocos días antes de la inauguración. Lenin se asoma a la ventana

1921 Atelier de Hans Richter en Berlín.
A principios de 1921, en el estudio de Richter se reunía un grupo comprometido con el constructivismo; lo formaban, entre otros, de izquierda a derecha: Natan Altmann, Alfred Kemény, Naum Gabo, su hermano Antoine Pevsner, Lissitzky, al fondo Cornelis van Esteren, Willi Baumeister, detrás Viking Eggeling y László Péri. Sentado con un puro en la mano Mies van der Rohe, detrás Hans Harp que estaba de visita y al fondo Moholy-Nagy. Sentados Werner Graeff y Hans Richter y de pie detrás Van Doesburg.


Cuando Theo van Doesburg llegó en 1921 a Weimar, la sede de la Bauhaus, se quedó totalmente sorprendido, la Bauhaus estaba “enferma”, afectada por la fiebre de Mazdaznan, una secta derivada del zoroastrismo y representada por el pintor suizo Johannes Itten que enseñaba en los cursos preliminares los fundamentos y características de los materiales, el color y la forma. Cabezas afeitadas, túnicas rojas e irrigación del colon. A Lissitzky también le resultó desconcertante: “Antes, en Rusia marcaban a los criminales con un diamante (un rombo) en la espalda y los deportaban a Siberia. También les afeitaban media cabeza. Aquí en Weimar, la Bauhaus estampa su sello – el cuadrado rojo – en todo, delante y detrás. Creo que también se afeitan la cabeza”.
Frente a la extraña mezcla de esoterismo y enseñanza progresista, van Doesburg montó un estudio justo enfrente y reclutó estudiantes de la Bauhaus para seminarios y talleres.
Itten dimitió en 1923
En la imagen: El Lissitzky hace una foto al fotógrafo, Johannes Itten y Theo van Doesburg: Al fondo : Esfera de color de Itten, imagen de Dr. Otoman Zar-Adusht Ha'nish, el fundador  de Mazdaznan y una imagen de ejercicios en la clase de Itten.


Marc Chagall recordaba años más tarde, que cuando llegó a Berlín en el verano de 1922, nunca había visto tantos rabinos y constructivistas juntos. Tras la revolución rusa se abolieron las leyes antijudías, Chagall fundó en 1919 la Escuela de Arte de Vítebsk en Bielorrusia, El Lissitzky también fue profesor ese mismo año, ambos eran judíos. En 1921 El Lissitzky viajó a Berlín, casi como un embajador de la nueva cultura soviética, contactó con los dadaístas berlineses y colaboró muy estrechamente con Kurt Schwitters en Hannover. Chagall tuvo que marcharse de Rusia por desavenencias con el régimen y sobre todo con Malevich.
Primera Exposición de Arte Ruso en  Berlín, 15 Octobre de 1922 
De izquierda a derecha: El Lissitzky, Marc Chagall., al fondo dos rabinos, sentado; David Sterenberg, a su derecha: D. Marianov,  Nathan Altmann, Naum Gabo y Friedrich Lutz  



Elsa von Freytag-Loringhoven en el Greenwich Village de New York, 1917
En la mano izquierda no lleva la Fountain de Duchamp, por que la pieza de Duchamp era recién comprada, limpia y nueva. Y Elsa lo recogía todo de la basura, habría presentado un urinario viejo, usado y sucio, y posiblemente en un pedestal de madera


1919-1920 Grupo Dada de Colonia
Formado principalmente por Max Ernst y Johannes Baargeld, tuvieron algunos compañeros de viaje en el primer momento.
De izquierda a derecha: Max Ernst que sostiene en la mano un ejemplar de Die Schammade, al fondo Heinrich Hoerle pinta un retrato de su esposa Angelika (ambos editores de Der Ventilator que está encima de la mesa. Abandonaron el grupo Dada y crearon el grupo Stupid). Sentado el pintor Otto Freundlich. De pie y detrás,  Johannes Baargeld, y a la derecha al fondo Hans Arp que llegó a Colonia en febrero de 1920.


Visita a la Merzbau de Schwitters, Hannover, 1922
De Izquierda a derecha: El Lissitzky, Theo van Doesburg, Hans Arp, Nelly van Doesburg, Ernst, Helma y  Kurt Schwitters


17 de diciembre de 1920 exposición de Picabia en la Galerie Povolozky
Picabia invitó al “todo París”, vinieron tanto los amigos como los enemigos. En el programa: música con la Jazz-Band Parisien de Jean Cocteau, Georges Ribemont-Dessaignes dará una conferencia sobre arte y Tristan Tzara leerá (lo vemos encima de una mesa) el Manifiesto sobre el amor débil y el amor amargo, en que está incluido el texto “Como hacer un poema dadaísta”. Habrá Whisky, te y agua.
En la imagen vemos al fondo a la izquierda a Darius Milhaud y Jean Cocteau, detrás de ellos Tzara. En la foto de grupo, en primer término a la izquierda; André Germain,y de izquierda a derecha en la última fila: Pablo Picasso, Marie Laurencin, Georges Ribemont-Dessaignes, Stephen Vincent Benét y Raymond Duncan. Fila del medio: Francis Picabia, André Breton, Max Morise y  Louis Aragon, y en la fila inferior, la novia de Breton; Simone Kahn y Roland y Colette Tual.


Festival Dada en el Théâtre de l'Œuvre el 27 de marzo de 1920, Paris.
Izquierda: Lienzo de Picabia con un mono disecado enganchado; Retrato de Cézanne, Retrato de Rembrant, Retrato de Renoir. Centro: André Breton de hombre-anuncio  leyendo el Manifiesto Canibal de Picabia. Derecha: Georges Ribemont-Dessaignes toca notas al azar en un piano, ocultos tras en piano, Tzara y Picabia.


Improbable exposición Dada en Nueva York, 1917.
De izquierda a derecha: Elsa von Freytag-Loringhoven (con la pieza God encima de la mesa de la izquierda al fondo y Limbswish en primer plano a la derecha de la imagen).  Man Ray  (Involute, collage en la pared izquierda y Boardwalk, ensamblaje pared derecha). Jane Heap, coeditora de The Little Review. Marcel Duchamp (Fountain en la mesa de la derecha)


Schwitters recitando la Ursonate en  la casa de la señora Kiepenheuer, en Postdam, 1925
Hans Richter cuenta que en la la casa de la señora Kiepenheuer se había invitado a la “gente bien”; generales retirados, figurones del antiguo imperio prusiano y señoras de la alta sociedad. La consternación fue total al oír los primeros tiempos de la sonata, pero el respeto que inspiraba  la anfitriona frenó las protestas, pero ese impulso reprimido no hizo más que acumular la tensión. Al final estallaron las risas y fue una orgia de hilaridad.
En el centro Kurt Schwitters y a la  a la izquierda de la imagen: Hans Richter, la cara de medio perfil.


Viaje Dadá  a Praga, septiembre 1921

Raoul Hausmann y Kurt Schwitters hicieron un viaje a Praga con un programa anunciado como “Anti-Dadá-Merz”, donde recitaban sus poemas fonéticos. Les acompañaban Hannah Höch y Helma Schwitters.
Schwitters insistía en viajar en cuarta categoría, en trenes locales baratos que se detenían en todas las estaciones.
En el viaje de regreso, en una de las paradas,  Höch y Hausmann fueron a buscar alojamiento. Cuando regresaron a la estación, encontraron a Schwitters acuclillado bajo una farola, terminando un collage con elementos recogidos en el anden entre la mugre.
De izquierda a derecha: Raoul Hausmann, Hannah Höch, Kurt Schwitters y al fondo; Helma Schwitters.



Berlin, 1920
Johannes Baader encima de una silla al lado de su ensamblaje Grandeza y miseria de Alemania, en el centro Kurt Schwitters, a su lado tres ejemplares de su libro A Anna Blume, al fondo hay unos carteles pegados en una columna de propaganda con el poema A Anna Blume. A la derecha Richard Huelsenbeck.
Richard Huelsenbeck no solamente dejó aclarada su antipatía hacia Schwitters en la introducción del Almanaque Dadá (Madrid, Editorial Tecnos, 1992, pág. 9)
“Dadá rechaza por principio y de manera enérgica trabajos como la célebre “Anna Blume” del señor Kurt Schwitters”
Y para matar dos pájaros de un tiro, utilizó a Schwitters para desacreditar al amigo de Hausmann y Oberdadá , Johannes Baader, en un artículo publicado en el Almanaque Dadá utilizando el seudónimo de Hans Baumann (pág. 28).
“…[Baader] Complacía a aquella parte del público que equipara el dadaísmo con la locura. Un Kurt Schwitters disfrazado de Salvador, un cerebro diletante con calzoncillos cósmicos.”

Tarde de corta y pega en el Club Dada de Berlin, 1919
No está claro quien empezó.  John Heartfield y  George Grosz comenzaron a hacer fotomontajes nada más conocerse. Hannah Höch y Raoul Hausmann también se apuntaron. Algún artista, dadaísta temporal, como Erwin Blumenfeld también se apuntó al corta y pega y el periodista norteamericano Ben Hecht cronista del Dada berlinés asiste como testigo a este encuentro.
A la izquierda tumbado en el sofá Erwin Blumenfeld, en el centro en una pequeña silla, George Grosz. Detrás de la mesa sentados, Raoul Hausmann y John Heartfield. Y de pie detrás de ellos; Ben Hecht y Hannah Höch.


En la primavera de 1920 en uno de los enfrentamientos entre la Liga Espartaquista (marxista)  y los Freikorps (paramilitares de extrema derecha) una bala perdida dañó el cuadro de Rubens “Bathsheba at the Fountain” en el Museo Zwinger de Dresde. El pintor expresionista Oskar Kokoschka que ejercía de profesor en la Academia de Artes Plásticas hizo un llamamiento a la ciudad de Dresde para que en el futuro, quien quisiera defender sus ideas políticas se alejaran del Museo.
George Grosz y John Heartfield dadaístas berlineses que militaban en la Liga Espartaquista no dudaron en contestar a Kokoschka y publicaron en la revista “Der Gegner” (El adversario) el artículo “Der Kunstlump” (la chusma del arte), exhortando a los ciudadanos a que se cuiden de los “colmillos del chupasangre” de Kokoschka.

Extracto del artículo:

     “Hay que estar en contra de la cultura y el arte”
El título de “artista” es un insulto.
La designación “arte” es una anulación de la igualdad humana.
La deificación del artista equivale al autoendiosamiento.
El artista no está por encima de su entorno y de la sociedad  de quienes lo aprueban, pues su cabecita no produce el contenido de sus creaciones; tan sólo procesa (como un fabricante  de salchichas procesa la carne) la visión del mundo de su público.

De izquierda a derecha: George Grosz,  John Heartfield,  y Oskar Kokoschka (sosteniendo el cuadro de Rubens)   


Zurich, 1916
Lenin en su exilio suizo  vive en la miseria con su esposa Nadeshda Krupskaja en el número 14 de la  Spiegelgasse de Zurich a unos metros de la ruidosa Taverna para Artistas Cabaret Voltaire situada  en el número 1 de esta estrecha calle del casco antiguo.
Tzara no recuerda haberlo visto nunca en el Cabaret Voltaire, pero sí haber jugado con Lenin al ajedrez.
En la imagen, de izquierda a derecha: Marcel Duchamp, Alexander Bogdanov, Tristan Tzara, Vladimir Lenin, Max Ernst y  Dorothea Tanning




Agosto 1921, Max Ernst y Louise Straus Ernst convocan un encuentro Dada en el Tirol (Tarrenz, Austria). Acude su amigo de Colonia Johannes Baargeld y también Tristan Tzara con Maja Kruschk y Hans Arp. André Breton aparece más tarde, y antes el trio Ernst, Arp y Tzara editan la que consideran será la última publicación Dada, que lleva por título “Dada en el Tirol al aire libre de la guerra de los cantantes”, que sostiene Maja en  la imagen. En la portada debajo del título, que está escrito con letras al revés, se puede apreciar el collage de Ernst; “Preparación de pegamento a partir de huesos”.
De izquierda a derecha: André Breton, Hans Arp, Tristan Tzara, Johannes Baargeld y Max Ernst, al fondo Maja Kruschk y Louise Straus Ernst.


Man Ray no llevaba ni seis meses en París, cuando los dadaístas parisinos le organizaron una exposición (diciembre 1921) en la Librairie Six, que Soupault había abierto recientemente. Mientras Man Ray colgada sus obras en las paredes de la Librairie, entró un hombre que hablaba un excelente inglés (Man Ray apenas hablaba francés), este hombre resultó ser el compositor Erik Satie. Los dos salieron a tomar algo y por el camino pasaron delante de una ferretería, y con la ayuda de Satie, Man Ray compró una plancha, tachuelas y pegamento para pegar las tachuelas. Una vez pegadas en el centro de la plancha fotografió este nuevo objeto y se lo regaló a Soupault, a esta pieza la llamó Cadeau (Regalo).
Mientras Man Ray estaba de compras, Tzara y los demás dadaístas llenaron la sala de globos de forma que las obras quedaran ocultas y a una señal convenida en la inauguración, fueron descubriendo las obras reventando los globos con cigarrillos encendidos.

22 de julio de 1921, Man Ray llega a París.
El grupo Dada de Paris se reúne habitualmente en el Café Certa. Cuando Man Ray llega a París, Duchamp va a buscarlo a la estación y lo lleva directamente al Café Certa, donde el grupo decide convertir la ocasión en una “nuit blanche”.
De izquierda a derecha; Louis Aragon, André Breton, Georges Ribemont-Dessaignes, Phillipe Soupault y Tristan Tzara. En primer plano a la derecha Man Ray y Marcel Duchamp

Picabia  en Zurich, enero 1919
Después de una larga correspondencia con Tzara, Picabia por fin viaja a Zurich en enero de 1919.  Arp y Tzara visitaron a Picabia en su hotel, y cuenta Arp: “Cuando llegamos, estaba ocupado diseccionando un despertador despiadadamente, fue despiezándolo hasta encontrar el muelle, y lo arrancó con gesto triunfal. Interrumpiendo este trabajo un momento, nos saludó y enseguida imprimió en trozos de papel (en la imagen en la colcha) las ruedecillas, el muelle, las agujas y otras piezas secretas del reloj. Después las unió con líneas y acompañó el dibujo con comentarios que daban fe de un raro ingenio muy alejado del mundo de la estupidez mecánica”.
En la imagen de izquierda a derecha; Arp, Picabia y Tzara, que lleva en la mano un ejemplar de la revista Dada 4-5 mayo de 1919 con el dibujo de Picabia



Hugo Ball organizó junto a  Richard Huelsenbeck una velada expresionista en Berlín a primeros de mayo de 1915. Huelsenbeck ya cantaba “canciones para negros” y se acompañaba con un tambor.  A finales de mayo Ball y Emmy Hennings cruzaron la frontera de Suiza y fueron detenidos por llevar documentos falsos. Según la ficha policial, Hugo Ball (alias Höxter John y Ha Hu Baley) era escritor y Emmy Hennings (alias Editha von Münchhausen) era bailarina ocasional, pero se sospechaba que se dedicaba a la prostitución  y juntos propagaban ideas revolucionarias.
Aquí vemos el momento de la detención en la calle Spiegelgasee, en Zúrich, donde en unos meses se inauguraría la Taberna de Artistas Voltaire en la sala de “La Lechera”.


Raoul Hausmann cuenta en Courrier Dada sobre su encuentro con Kurt Schwitters lo siguiente: “Nos conocimos en 1918 en Berlín…Una noche, en el Café des Westens, Richard, el vendedor de diarios …, se acercó a mi mesa y me dijo: ‘Hay un señor que quisiera hablarle`. Lo acompañé. Me encontré con un hombre más o menos de mi edad, sentado en otra mesa. Tenía el pelo castaño, ojos azules, nariz recta, boca un poco débil, mentón poco enérgico. El hombre se puso en pie. ‘ Mi nombre es Schwitters, Kurt Schwitters`. Jamás lo había oído mencionar. Nos sentamos. Le pregunté: `¿Qué hace usted?` - `Soy pintor. Clavo mis cuadros´- me respondió….y me enteré de que el individuo también componía poemas. Me recitó varios….”
Schwitters quería ser aceptado en el Club Dadá, pero Huelsenbeck nunca lo aceptó, por lo que inventó su propio movimiento artístico: MERZ.
De izquierda a derecha ; Schwitters, Hausmann y Richard.



9 de abril de 1919, el último evento Dada en Zúrich en la espaciosa sala de conciertos Kaufleuten.
Arp y Richter pintaron un enorme telón de fondo, sonó música de Schoenberg, Satie y Hans Heuseer. Viking Eggeling pronunció una conferencia sobre arte abstracto. Se leyó un poema simultáneo de Tzara con veinte actores. Walter Serner pronunció una conferencia que cabreó al público y las alumnas de la Escuela de Danza de Laban bailaron coreografías abstractas.
Al fondo a la izquierda Walter Serner y Viking Eggeling, sobre el escenario el propio Rudolf von Laban, y sus alumnas; Susanne Perrottet, Mary Wigman y Sophie Taeuber con una máscara de Marcel Janco. Primer plano; Hans Arp, Tristan Tzara y Hans Richter que sostiene el cartel de la velada


Esta entrada la publicamos hace unos meses, pero la foto del personaje “del Vajo” era en realidad Laurence Olivier, acabamos de encontrar una referencia a “del Vajo” en el libro: Sarmiento García, José Antonio, Cabaret Voltaire, Cuenca, Ediciones de la Universidad Castilla la Mancha, 2016. Del Vajo es en realidad Julio Álvarez del Vayo y Olloqui, periodista en esa época que cubría la Guerra, fue diputado y Ministro en la II República Española, y a principio de los 70 fundó el FRAP pocos años antes de morir. La foto (personaje detrás de los cristales del balcón) corresponde a su estancia en Ginebra en la Liga de las Naciones como Ministro de Estado de la II República en 1936.
Hans Richter cuenta en Historia del dadaísmo, Buenos Aires, Ediciones Nueva Visión,1973, en el capítulo Vida privada en el café odeón, lo siguiente: “Por supuesto, a veces surgían complicaciones; por ejemplo, Emmy Hennings no llegaba a decidir si al fin y al cabo no debía preferir el bello y fogoso español del Vajo a Ball. Este los perseguía con un revólver en el bolsillo (según Emmy ) y los dos enamorados vinieron a esconderse en mi departamento, donde escaparon por muy poco a Ball. Como Emmy era incapaz de tomar una decisión por sí misma, Tzara y yo nos reunimos a fin de deliberar con respecto a esta discordia y por fin logramos convencer a Emmy que volviera junto a su triste caballero Hugo. Poco después se casaron.” 
Aquí vemos a todos los personajes, de izquierda a derecha: Emmy Hennings, Hugo Ball, Tristan Tzara, Hans Richter – sentado- y detrás de la ventana el fogoso y bello español del Vajo.


El Cabaret Voltaire cerró a principios de julio de 1916. En agosto Emmy Hennings , su hija Ammelie y Hugo Ball se marcharon a Vira-Magadino cerca del lago Locarno. Tzara escribió varias veces a Ball para que regresaran. Ball y Hennings no tenían dinero y Tzara había dejado de recibir dinero de su familia en Rumania.  Ball regresó solo a Zurich el mes de octubre, todos eran pobres y estaban desesperados, pero Dada resurgió de las cenizas en la Galerie Dada.



Hugo Ball al piano, Marcel Janco, Richard Huelsenbeck y Tristan Tzara a punto para recitar el poema simultáneo “L'amiral cherche une maison à louer”, esta noche Lenin ha venido al Cabaret.


Mercadillo de revistas Dada (y III)
Esta última serie va dedicada a los editores de publicaciones periódicas dadaístas, este es el último grupo; Dada-París (los anteriores correspondías a Alemania, Suiza y Holanda, USA y Serbia) . Y es el final de  todas las series de fotomontajes. 
Encuentro de editores de publicaciones DADA (y III): De izquierda a derecha, las revistas entre paréntesis; en primer lugar bailando con una acompañante Pierre Albert-Birot (Sic). En la pared de la izquierda vemos el cuadro La tour rouge de Robert Delaunay.  Louis Aragon, Andre Breton y Philippe Soupault (Littérature), Amédée Ozenfant (L’Élan), Paul Eluard (Proverbe), Francis Picabia (291,391, Cannibale), de pie detrás al lado de la puerta Florent Fels (Action), Arthur Cravan ( Maintenant), Tristan Tzara (Dada, Le cœur a Barbe), Georges Ribemont-Dessaignes (no ha traido su publicación SO4H2, pero sí una edición del libro de Iliad – Lidantu Faran, del que hizo la introducción), Celine Arnauld (Projecteur), René Crevel (Aventure) y Paul Dermée (Z).
Todas estas publicaciones se pueden consultar en The International Dada Archive at the University of Iowa Libraries .


Mercadillo de revistas Dada (II)
Esta última serie va dedicada a los editores de publicaciones periódicas dadaístas  que iremos distribuyendo en varios grupos,  (la anterior correspondía a Alemania, Suiza y Holanda, en esta hay restos de Alemania, Usa, Serbia…) y que esperemos sea el final de todas las series de fotomontajes. 
Encuentro de editores de publicaciones DADA (II), en primer lugar de pie Walter Serner, que viene de visita y ha dejado una pila de libros encima de la mesa, el de arriba  “Letzte Lockerung: Manifest Dada” (Ultima relajación: Manifiesto Dada), traducido aquí como Manual para embaucadores (o aquellos que quieran llegar a serlo).
Y ahora sí de izquierda a derecha,  la publicación entre paréntesis, : Wilhelm Uhde (Die Freude), Malcon Cowley (Aesthete 1925), Paul Rosenfeld (MSS), Henri-Pierre Roché y Beatrice Wood (Blindman), Hans Goltz (Der Ararat), detrás en la puerta; Ljubomir Micic (Zenit) y Serge Charchoune (Perevoz Dada).


Mercadillo de revistas Dada (I)
Esta última serie va dedicada a los editores de publicaciones periódicas dadaístas, que iremos distribuyendo en varios grupos, y que esperemos sea el final de todas las series de fotomontajes. 
Encuentro de editores de publicaciones DADA (I), de izquierda a derecha, la publicación entre paréntesis: F.W. Wagner  (Der Zweemann), Walter Hasenclever (Menschen), Friedrich Hollaender (Neue Jugend), Theo van Doensburg- de pie -  (De Stijl y Mecano), Hans Richter ( G), detrás de él al lado de la puerta; John Heartfield, Wieland Herzfelde y George Grosz (Die Pleite y Jedermann sein eigener Fussball), al lado de Richter, Kurt Schwitters (Merz), Raoul Hausmann (Der Dada y Freie Strasse), Hugo Ball (Cabaret Voltaire) y Johannes Baargeld (Die Schammade).
La tela está confeccionada con restos de retales de Sonia Delaunay


Apartamento de los Arensberg  (1915-1917)
El 15 de junio de 1915 Duchamp zarpó en el Rochambeau en dirección a Nueva York, llevaba una botella de aire de París como regalo a sus anfitriones, el matrimonio Walter y Mary Louise Arensberg. A Duchamp le precedía la fama y el escándalo de la exposición Armory Show de 1913. Se estableció al principio en el apartamento de los Arensberg, que se convirtió en el centro Dada de Nueva York con Duchamp como sumo sacerdote, aparecieron poco después la gente de Picabia de Barcelona; Picabia , Cravan, Gleizes y otros. Durante estos años, el apartamento de los Arensberg sirvió casi todas las noches como un lugar de encuentro para artistas, intelectuales y escritores, entre ellos vemos de izquierda a derecha:
Segunda fila de pie: Charles Demuth , Pitts Sanborn y a su derecha Elsa von Freytag-Loringhoven, que sostiene en su mano izquierda la botella de aire de París, que brilla e ilumina la estancia.
Sentados de izquierda a derecha: Edgard Varèse, Beatrice Wood, , William Carlos Williams, Albert Gleizes, Elmer Ernst Southard, Francis Picabia, Charles Sheeler. Detrás al fondo: Walter Conrad Arensberg   y Marcel Duchamp.
Grupo de la derecha: Morton Schamberg, Wallace Stevens, , Joseph Stella, Carl Van Vechten. En el sofá; Mary Louise Arensberg. En frente de ella; Henri-Pierre Roché y a la derecha del todo Arthur Cravan con Nina Loy.


Avant DADA, New York 1913
Alfred Stieglitz (Galeria 291)  y los organizadores de la exposición Armory Show , en la sala cubista el día antes de la inauguración.

Exposición Internacional de Arte Moderno, conocida como Armory Show, celebrada en la Armería del Regimiento 69, situado en Lexington Avenue de New York (17 de febrero y el 15 de marzo de 1913. El contraste del provincianismo norteamericano con la vanguardia europea, un auténtico choque cultural. Se expusieron 1.250 pinturas, esculturas y obras decorativas de más de 300 artistas, de la que un tercio venía de Europa. Los artículos de prensa se llenaron con acusaciones de charlatanería, locura, inmoralidad y anarquía, y también con parodias, caricaturas y burlas. El presidente Theodore Roosevelt declaró refiriéndose al arte moderno, That's not art!!! (Eso no es arte).
Pero con esta exposición, la organización de la misma la Association of American Painters and Sculptors (Walter Pach, Arthur Bowen Davies y Walt Kuhn) hizo entrar el el siglo XX a la cultura norteamericana.

Personajes de izquierda a derecha: Walt Kuhn, Arthur Bowen Davies, Alfred Stieglitz y Walter Pach.

Obras del rincón cubista, de izquierda a derecha:  Raymond Duchamp-Villon, La Maison Cubiste (Projet d'Hotel), Marcel Duchamp Nude (Study), Sad Young Man on a Train, Albert Gleizes, l'Homme au Balcon,  Marcel Duchamp, Nude Descending a Staircase, No. 2 y  Alexander Archipenko, La Vie Familiale.



El deseado y esperado Tristán Tzara llega por fin  a París procedente de Zurich el  17 de enero de 1920, el equipo directivo de la revista Littérature al completo va a su encuentro, aun no han llegado.
Enseguida se organiza el primer acto Dadá. El “Premier Vendredi de Littérature” tiene lugar inmediatamente, el 23 de enero, y Tzara lee un discurso de Léon Daudet al mismo tiempo que fuera de escena suenan timbres que impiden oir lo que dice, se provoca un enorme escándalo. El poeta Paul Éluard se integra en el grupo a raíz de este espectáculo, sumándose al núcleo formado por los directores de Littérature y su amigo Fraenkel y Picabia, los esposos Paul Dermée y Céline Arnauld y Georges Ribemont-Dessaignes que serán los principales protagonistas de Dadá en París.


Kurt Schwitters recitando  el poema WW en el atelier de Peter Röhl durante el Congreso de los  Constructivistas y Dadaístas en Weimar, septiembre de 1922.
Hans Richter cuenta en el documental Dada à Berlín  del L'institut National De L'audiovisuel de Francia (se puedevisionar en una entrada de este muro)  que estando en el atelier de Röhl, aparece de detrás de una puerta un hombre enorme con un cartón delante y uno detrás como un sandwich man con una enorme W y empieza a declamar el poema: W  W P  B  D Z  F  M  R  F      R  F T  Z  P  F    T  Z  P  F M  W  T R  F  M  R R  K  T      P  C  T S  W       S  W K  P  T F          G    K  P    R          Z K  P  T  R  Z  L T    Z  P  F          T  Z  P  F H  F  T  L. Quedaron todos estupefactos, cuando finalizó saludó inclinando la cabeza.  Era la primera vez que Richter tenía contacto con Schwitters, tres años después y otras más veces lo visitó en Hannover.
A la izquierda los profesores de Bauhaus: Josef Albers, Hinnerk Scheper, Georg Muche, László Moholy-Nagy, 
Schwitters recitando WW y de Izquierda a derecha: En el suelo: Werner Graeff and Hans Richter, que queda oculto. Sigue Nelly van Doesburg, Theo van Doesburg (con un papel en la cabeza), Tristan Tzara, detrás;  Hans Vogel,Peter Röhl (con un tubo de cartón en la boca), Sophie Taeuber,Hans Arp



Con una tartana y una orquesta de músicos con chistera Dada de Berlín vende la revista “A cada uno su propio balón de fútbol”.
De izquierda a derecha: Richard Huelsenbeck, John Heartfield, Wieland Herzfelde y George Grosz, esperando a Salomón Friedlaender (Mynona), Erwin Picastor, Karl Nierendorf, Walter Mehring y la banda de músicos con chistera.
Mientras Baader y Hausmann organizan el Club Dada de Berlín y dirigen los últimos números de la revista “Freie Strasse”, que en diciembre de 1918 publica su décimo número, el círculo en torno a la editorial Malik fundada por los hermanos Herzfelde (Wieland y Helmut - John Heartfield-) publican la revista satírica “Die Pleite”. Cuando ésta es prohibida por sus virulentos ataques contra el gobierno socialdemócrata, en febrero de 1919, deciden publicar otra revista aún más provocadora, la revista satírica “Jedermann sein eigener Fussball” (A cada uno su propio balón de fútbol). La revista tenía cuatro páginas y contenía un total de ocho fotografías, entre ellas dos fotomontajes de John Heartfield, en la portada aparece el fotomontaje de Heartfield con el título "Wer ist der Schönste?" (¿Quién es el más guapo?), un supuesto concurso de belleza entre los miembros del Gobierno, cuya imagen aparece desplegada en un abanico, aparecen también seis dibujos de George Grosz.  El primer y único número de la revista se publicó el 15 de febrero de 1919 que, en un genial golpe publicitario, consiguen vender en plena calle, eludiendo la censura. En una versión modesta del paseo de Marinetti en coche por Berlín lanzando octavillas con manifiestos futuristas en 1912, los dadaístas organizan una comitiva en torno a una tartana, con los redactores vendiendo la revista a pie, acompañados por una orquesta de viento vestida con traje y chistera. En sus paginas se encuentra “El coito en Dreimäderlhaus" de Walter Mehring, Dreimäderlhaus era una opereta popular de la época. La revista es una de las más abiertamente políticas de las creadas por los dadaístas. Se halla claramente influida por el hecho de que, pocas semanas antes de su publicación se había reprimido la rebelión de los comunistas berlineses, y ejecutado a Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo.
La revista es prohibida por su apoyo a la revolución de Baviera y algunos de los redactores son perseguidos judicialmente (la revolución espartaquista acaba de ser sofocada por los más brutales medios y el gobierno socialdemócrata suprime la libertad de expresión).





El proceso a Maurice Barrès, el principio del fin de Dadá en París.
Una noche algunos dadaistas reunidos en un café en el Boulevard de Montparnasse  hablan y discuten sobre accidentes, robos y crímenes de la semana y de pronto surge una animada discusión acerca de Barrès. (Barrès es un personaje muy influyente de la derecha nacionalista, tradicionalista y militarista, máximo exponente del  yoísmo y antisemita en la Francia de entreguerras).
Como en la discusión son se pusieron de acuerdo, se decidió ampliar el debate y nombrar un tribunal para hacer un juicio a Barrès, se nombró un presidente (André Breton),  dos asesores (Theodore Fraenkel y Pierre Deval), un fiscal (Georges Ribemont-Dessaignes), Louis Aragon y Philippe Soupault se declararon dispuestos a defender Barrès.
El 13 de mayo de 1921 se constituyó el Tribunal Revolucionario Dadá, el presidente, fiscal y los abogados llevaban un guardapolvo blanco y unos birretes rojos para el Presidente y el fiscal y negro para los abogados (en la percha a la izquierda). El juicio se celebró en el comedor de la Sociedad Científica del número 8 de la Rue Danton en París.
Como Barrès no quiso acudir al juicio, se le representó con un maniquí. Actuaron como testigos Tzara, Péret, Drieu la Rochelle, Jacques Rigaut.  Péret disfrazado de soldado y hablando con fuerte acento alemán fue el principal testigo de la acusación. Actuaron como jurado doce miembros del público. Las Actas de acusación y los interrogatorios fueron publicados en el número 20 –agosto 1921 - de la revista Littérature que editaba Luis Aragon.
Después de dos semanas Barrès fue condenado por “Delitos contra la seguridad del espíritu” a 20 años de trabajos forzosos. Cuentan que Barrès se ausentó de París durante esta época, ya que la prensa informaba periódicamente de las sesiones de este juicio ficticio.
Pero todo este evento marcó una discrepancia significativa entre, por una parte,  los líderes de la revista Littérature (Aragon, Breton y Péret) y por otro Tazara y sus amigos que rechazaban cualquier forma de justicia, incluso la organizada por Dadá (ver la entrada: Breton ataca a DADA, en este muro). 
En esta imagen minutos previos a la celebración del juicio en una habitación anexa a la sala encontramos de izquierda a derecha: Louis Aragon, maniquí que representa a Barrès, Breton, Georges Ribemont-Dessaignes, Benjamin Péret, Drieu la Rochelle , Tristan Tzara, Jacques Rigaut y sentado Philippe Soupault.


DADA DAMEN - 100 JAHRE DADA
Mujeres Dadá celebran el centenario del Cabaret Voltaire en la explanada de la estación central de Zurich.
De izquierda a derecha.
Primera fila abajo: Sonia Delaunay  sosteniendo el pendón, Sophie Taeuber, detrás Beatrice Wood, Florine Stettheimer, Hannh Höch, detrás Clara Tice, Bronia Pelmutter, Mabel Dodge, Mina Loy, Kate Steinnitz, en medio de ellas sentada Juliette Roche y  Suzane Duchamp, encima del banco en plan pose Elsa von Freytag-Loringhoven, debajo de pie Katherine Dreier  y sentada en el banco Alice Bailly.
Segunda fila arriba: Céline Arnauld ,Mary Wigman, Louise Norton, Katherine Rhoades, Germaine Everling, Toyen (Maria Cervinova), Gabrielle Buffet, Emmy Hennings, Nelly van Doesburg.

En la Galería Dalmau de Barcelona se celebró una exposición de Picabia, del 18 de noviembre al 8 de diciembre de 1922, con 46 obras consideradas mecanomorfas, que podrían definirse como transposiciones abstractas de experiencias íntimas. André Breton escribe el texto del catálogo de la exposición y viene a Barcelona para la inauguración. El día antes, 17 de noviembre, pronuncia una conferencia en el Ateneo con el título “Caracteres de la evolución moderna y de lo que la conforma”.
Según Hans Richter en su historia del dadaísmo,” …Bretón encontró una “célula” Dadá aún activa, integrada por Jacques Edwards, Guillermo de Torre, Lasso de la Vega y Cansinos Assens, quienes se negaban a aceptar que el Dadá de París hubiera terminado.” No es muy fiable esta cita, pero hemos querido colocar en la Galería Dalmau a algunos de ellos.
De izquierda a derecha; André Breton, sentado Guillermo de Torre, detrás de él, Rafael Cansinos Assens, de pie,  Jacques Edwards y sentado Francis Picabia.

Descanso y ensayo  en el rodaje de Vormittagsspuk (Ghosts before breakfast, fantasmas antes del desayuno) de Hans Richter, 1928.
Richter en negativo en la mesa de la derecha.


Transformación del Aubette en Estrasburgo  (1926-1928) a cargo de Sophie Taeuber-Arp, Hans Arp y  Theo van Doesburg, (en este orden en la imagen) esta sala es el restaurante, baile y cine a la vez. Ha sido considerada como la Capilla Sixtina de arte abstracto.
En la pantalla, fotograma de  Ghosts before breakfast (1928) de Hans Richter, también se han escapado unos sombreros de la película.
Ver otras salas y más info: https://fr.wikipedia.org/wiki/Aubette_(Strasbourg)


Picabia tenia fama de escaquearse de muchos acontecimientos DADA y en la guerra fratricida. que inició Bretón contra Tzara optó por los dos bandos, no apoyando a uno sino más bien traicionando al otro. En noviembre de 1924 convence a Duchamp y Dermée y crea con ellos un nuevo movimiento artístico: el instantaneísmo. El número 19, último número de 391, está dedicado a este nuevo movimiento, que duró lo que se tarda en leer 391 y tirarlo al suelo, como vemos en la imagen.
Vieja fachada de la Columnata del Louvre, Francis Picabia en un coche roto, detrás Marcel Duchamp, elegante, acaba de llegar de New York y encima de lo que queda del capó Paul Dermée.
El número 19 de 391 se puede descargar aquí:

Todos quieren un retrato.
Sala de espera del estudio de fotografía de Man Ray.
De izquierda a derecha: Le Corbusier, detrás Fresh Widow  de Duchamp, Antonin Artaud. Dentro  de pie Man Ray y sentado André Breton. Coco Chanel,  Ernest  Hemingway, Pablo Picassso, Luis Buñuel, Jean Cocteau y Tristan Tzara


Hiperinflación en la República de Weimar, 1923.
“El 1 de noviembre de 1923, una libra de pan costaba 3.000 millones de marcos.”
Una mujer busca trabajo, unos mutilados de guerra intentan vender alguna cosa, un hombre con dos ayudantes transporta miles de millones de marcos para ir a comprar, George Grosz prepara el cuadro “Inflation

Visita al Abstract Cabinet de El lissitzky (1927).
De izquierda a derecha: Lázar Márkovich Lisitski (El Lisitski), al fondo en la pared, doble retrato de Schwitters que Lisitski realizo en 1922 superponiendo dos capas de negativos, László Moholy Nagy y en primer plano a la derecha Nelly y Theo van Doesburg.

Congreso de los  Constructivistas y Dadaistas en Weimar, septiembre de 1922.
De izquierda a derecha: Kurt Schwitters, Hans Arp, Max Burchartz, Lotte Burchartz, Hans Richter, Nelly van Doesburg, Cornelis van Eesteren, Theo van Doesburg, Peter Röhl, Alexa Röhl, Werner Graeff después le siguen algunos de los profesores de la Bauhaus en este orden;  Georg Muche, László Moholy-Nagy, Herbert Bayer, Joost Schmidt, Walter Gropius, Marcel Breuer, Vassily Kandinsky, Paul Klee, Lyonel Feininger, Gunta Stölzl y Oskar Schlemmer. A su derecha detrás unas cuantas chicas de cabaret, detrás de ellas una maqueta gigante del proyecto de Vladímir Tatlin, Monumento a la Tercera Internacional.
Al fondo el edificio del  Grand Ducal Museum  que actualmente es el  Neues Museum Weimar de arte contemporáneo.

Congreso de los  Constructivistas y Dadaistas en Weimar, septiembre de 1922
De izquierda a derecha: Kurt Schwitters, Hans Arp, Max Burchartz, Lotte Burchartz, Hans Richter, Nelly van Doesburg, Cornelis van Eesteren, Theo van Doesburg, Peter Röhl, Alexa Röhl y Werner Graeff 
Hans Richter cuenta en el documental Dada à Berlín del L'institut National de L'audiovisuel de Francia que estando en el atelier de Röhl, en Weimar, aparece de detrás de una puerta un hombre enorme con un cartón delante y uno detrás como un sandwich man con una enorme W y empieza a declamar el poema: W W. Quedaron todos estupefactos, cuando finalizó saludó inclinando la cabeza. Era la primera vez que Richter tenía contacto con Schwitters, tres años después y otras más veces lo visitó en Hannover.
.






Breton ataca a DADA
6 de julio de 1923, en el teatro Michel de París, Gran función DADA, con música de Satie, danzas con vestuario de Sonia Delaunay, decorados de Van Doesburg y Granovsky, películas de Hans Richter y Man Ray, poemas fonéticos de Illiazde y en el centro de la velada la pieza de Tzara (izquierda de la imagen); el corazón a Gas.
Cuando empieza El corazón a Gas, airadas protestas desde la platea, Bretón sube al escenario y ataca a los actores, que trabados en sus trajes de Delaunay, hechos de cartón rígido, no pueden huir. Bretón (parte superior derecha)  abofetea a Crevel (en el suelo a la derecha), y de un bastonazo le rompe el brazo a Pierre de Massot (con disfraz y sombrero).  Aragón (derecha de pie con un bastón) y Benjamin  Peret (a la izquierda con un bastón en alto), se unieron a Bretón. El público por fin reaccionó y  apaleados y arrastrados  fueron expulsados. Eluard (abajo a la izquierda) amigo de Tzara subió al escenario para ayudar, pero el público pensando que era un nuevo agresor se lanzó sobre él.


“Quelques Présidents et Présidentes DADA” por Tristan Tzara
Publicado en la revista Dada, No. 6 (Paris, March 1920) ("Bulletin Dada")

Reunión en Barcelona de la mayoría de  Presidentes y Presidentas DADA en el Pabellón Alemán,  diseñado por Ludwig Mies van der Rohe para  la Exposición Internacional de Barcelona que se celebró en Montjuïc en 1929.
De izquierda a derecha de abajo a arriba :
Primera fila abajo: de pie,  J -M. Junoy, Francis Picabia, André Breton, Suzanne Duchamp, H. Richter, Georges Ribemont – Dessaignes, Alexandre Archipenko.
Segunda fila: Alice Bailly,  Max Ernst, Louis Aragon, R. Huelsenbeck, Paul Dermée (con raqueta de tenis), Raoul Hausmann, Georges Grosz, Céline Arnauld, , J. Heartfield, Arp, Cansinos  Assens, Marcel Duchamp, Walter Conrad Arensberg.
Tercera fila: Mabel Dodge , Pierre-Albert Birot, Jean Crotti, Gabrielle Buffet, Sophie Taeuber, Théodore Fraenkel, Augusto Giacometti, Jacques Edwards, Walter Mehring, Guillermo de Torre, Arthur Cravan, Baader, Ferdinand  Hardekopf, Julius Evola, Germaine Everling.
Cuarta fila: René  Hilsum, Mina Loy, Vincente Huidobro, Vincente Huidobro, Franz Jung, Walter Serner. Francesco Meriano, Clément Pansaers, Christian Schad, Arthur Segal, Schwitters, Katharine Nash Rhoades, Walter Pach, Miss Louise Norton,  0tto Flake.
Quinta fila: Alfred Vagts, Tristan Tzara, Edgar Varèse, Mary Wigman, Philippe Soupault, Igor Stravinski, Alfred Stieglitz, Carl Einstein, Paul Eluard.






Hans Richter cuenta en  Historia del dadaísmo, Buenos Aires, Ediciones Nueva Visión,1973, en el capítulo Vida privada en el café odeón, lo siguiente: “Por supuesto, a veces surgían complicaciones; por ejemplo, Emmy Hennings no llegaba a decidir si al fin y al cabo no debía preferir el bello y fogoso español del Vajo a Ball. Este los perseguía con un revólver en el bolsillo (según Emmy ) y los dos enamorados vinieron a escondersee en mi departamento, donde escaparon por muy poco a Ball. Como Emmy era incapaz de tomar una decisión por sí misma, Tzara y yo nos reunimos a fin de deliberar con respecto a esta discordia y por fin logramos convencer a Emmy que volviera junto a su triste caballero Hugo. Poco después se casaron.” 
Aquí vemos a todos los personajes, de izquierda a derecha: Emmy Hennings, Hugo Ball, Tristan Tzara, Hans Richter – sentado- y detrás de la ventana el fogoso y bello español del Vajo.


Excursión Dada a Saint-Julien-le-Pauvre
En una reunión presidida por Picabia, los dadaístas de París decidieron organizar una excursión el 14 de abril de 1921 y como punto de reunión se escogió Saint-Julien-le-Pauvre, casi frente a Notre-Dame. Picabia como siempre se escaqueó al final.
En el manifiesto previo  de la convocatoria se decía: “Hoy, a las 15:00 horas, en el jardín de la iglesia de St-Julien-le-Pauvre, Dada [...] se extiende una invitación gratuita a sus amigos y enemigos a unirse a ella en visitar edificios de la iglesia. No va a ser una manifestación anticlerical, como uno se inclinaría a creer, sino más bien una nueva interpretación de la naturaleza aplicada esta vez no para el arte, sino a la vida.”
A medida que se distribuyeron copias del manifiesto, gritaron insultos o lemas provocativos a los transeúntes. La convocatoria fue un fracaso total, llovió, no acudió nadie y se decidió no renovar tales experiencias.
Nos ha quedado esta foto con el fondo de Notre-Dame. De izquierda a derecha; Jean Crotti, Georges D'Esparbès, André Breton, Georges Rigaud, Paul Eluard, Georges Ribemont-Dessaignes, Benjamin Péret, Théodore Fraenkel, Louis Aragon, Tristan Tzara, Phillippe Soupault



Marcel Duchamp en Berlín.
Duchamp intentando convencer a John Heartfield  para que abandone el fotomontaje político y se pase a los ready-made.
Ver más sobre John Heartfield   en http://www.merzmail.net/heartfield.htm




Circo DADA
Disfraces, maniquís,  títeres y otros trastos.
De izquierda a derecha: en la parte superior John Heartfield y Rudolf Schlichter. Prussian Archangel, 1920. Debajo disfraz de Sonia Delaunay para Tristan Tzara para la obra  Le Coeur à gaz, Soirée du Coeur à barbe, 1923.  Y a su derecha en una mesa,  Raoul Hausmann Mechanischer Kop, Cabeza mecánica, el espíritu de nuestro tiempo, 1919.
En el escenario; Man Ray, Coat-stand, 1920. George Grosz y John Heartfield, Der wildgewordene Spiesser Heartfield. Elektro-mecanische Tatlin-Plastik (El pequeño  Burgués, Heartfield se ha vuelto loco) y Sophie Taeuber Arp, marioneta 5.
En el suelo; Alfred Jarry, Ubu Roi, 1896. Hugo Ball, 1916 y al lado de la escalera Johannes Baader présenta un ensamblaje monumental Deutschlands Grösse und Untergang (Grandeza y fatalidad de Alemania), 1920. 


DanzaDADA
Josephine Baker baila con Raoul Hausmann en la sala número uno de la Berlinische Galerie en la Erste Internationale Dada-Messe, Berlin 1920.
George Grosz se los mira con cierta desconfianza.

PropaganDADA
En el centro un poco retrasado John Heartfield  que viene de colocar el cartel con la frase de Vladímir Tatlin  “El arte ha muerto, Viva el nuevo arte mecánico” en la cornisa del Dorado se dirige al grupo de George Grosz disfrazado de muerte, Richard Huelsenbeck, Raoul Hausmann y Johannes Baader.
A la izquierda dos mujeres del barrio.
Al fondo  El Dorado de Berlín, local de ambiente LGBT.  Otto Dix  pintó en 1927/28 el tríptico Großstadt en el que se puede ver el ambiente del local.


Erste Internationale Dada-Messe, Berlín 1920 Primer Encuentro Internacional Dada organizado entre el 30 de junio y 5 de agosto de 1920 en Berlín en la galería del Dr. Otto Burchard. En el centro del techo estaba el Arcángel Prusiano de Heartfield y Schlichter: con uniforme de oficial relleno de estopa, un cuchillo en una manga y una máscara de cabeza de cerdo y le colgaba un letrero con la frase: "Desde el cielo desciendo aquí". A la izquierda la obra de Otto Dix titulada Kriegskrüppel (paralíticos de guerra) Los veteranos han venido a mirar la pintura.




Orquesta de balalaikas con máscaras de Marcel Janco ensayan para la función de la noche del Cabaret Voltaire mientras los dadaístas se toman unos vinos.
Primera mesa a la izquierda Hugo Ball y Marcel Janco, detrás de ellos Tristan Tzara, a su derecha Hans Arp, detrás Emmy Hennings con una muñeca Dada y  Sophie Taeuber-Arp, en la mesa de la derecha en primer plano Hans Richter, de pie detrás Richard Huelsenbeck



En el viaje que hicieron Katherine Dreier y Marcel Duchamp a Hannover para visitar a Kurt Schwitters en 1929, aprovecharon para visitar España, aquí los vemos en el Parque de Maria Luisa de Sevilla dándole de comer a las palomas.
Schwitters visitó Andalucía, Madeira y Marruecos en la primavera de 1932. Casi hay un encuentro MerzDuchampiano, sino en el tiempo sí en el espacio, en Sevilla, uno de los centros del universo.

Picabia editó 391 entre los meses de enero y marzo de 1917, el año anterior Josep Maria Junoy ya había publicado el número Cero de Troços, J.V. Foix dirigió el número 4 ya en 1917, Salvat-Papasseit está pensando en editar ese mismo mes de marzo Un enemic del poble mientras trabaja de vigilante en el Moll de la Fusta. Han decidido reunirse con sus colaboradores habituales, aunque parezca extraño, en la Sala Parés, un domingo por la tarde que no hay toros.
De izquierda a derecha; J.V. Foix, J.M. Junoy, sentado Rafael Barradas y a su lado Salvat-Papasseit, en medio de los dos, de pie Joan Miró que sostiene en un caballete un retrato de Pere Ynglada realizado por Modigliani y a la derecha Joaquín Torres Garcia que no ha podido conseguir canguro y posa con dos de sus hijos.


Trotsky simpatizando con Cravan en la biblioteca del Montserrat rumbo a Nueva York la navidad de 1916..

Según nos cuenta Hans Richter en Historia del dadaísmo, “En Barcelona, al igual que en Zurich, surgían dificultades por los permisos de estadía, por la residencia; en resumen, había problemas con la policía. Marie Laurencin estaba casada con el barón alemán Otto von Waetgen, a quien siguió a España porque su amante Guillaume Apollinaire había partido a la guerra (donde habría de morir). Como su marido era alemán, se la consideraba alemana, lo que en este tiempo de guerra resultaba particularmente injusto para una francesa de nacimiento. Ella y su marido se hicieron sospechosos de espionaje porque la policía española consideraba perturbador que una francesa, encantadora por añadidura, frecuentara los círculos sospechosos de Barcelona (391), en tiempos de guerra y en compañía de un alemán. El boxeador aficionado Arthur Cravan, alborotador, escandaloso y embebido en alcohol, no era por cierto el más indicado para disipar las dudas, y, por cierto, la agresividad de la pacifista señora Gleizes no arreglaba mucho las cosas.”

Cravan unos meses después de su famoso combate de boxeo contra otro exiliado, este de la America solo para blancos Jack Johnson, decide ir a Nueva York donde le esperará Duchamp y los amigos de Picabia y la que sería su amor Mina Loy.
El Transatlántico Montserrat zarpa el 25 de diciembre de 1916, y en él Cravan coincide con otro ilustre viajero; Leon Trotsky, expulsado de Francia por germanófilo, había pasado previamente por Cadiz y se reunió después con su familia en Barcelona.
Al pasar el 31 de diciembre delante de Gibraltar, Trotsky escribió en su diario: "El Monserrat, nuestro barco, es una terrible calamidad, viejo y mal acondicionado para la navegación trasatlántica; pero el pabellón español es un pabellón neutral, es decir, disminuye el porcentaje de posibilidades de un hundimiento. Por esto la compañía española cobra caro, aloja mal y da peor de comer”.
Lo que no nos cuenta Trotsky es que el presidente de la Transatlántica,  el Marqués de Comillas le pagó el viaje en camarote para él y su familia para que abandonara España y además le entregó “argent de poche”.

Se puede encontrar bastante información, como esta foto de la biblioteca, sobre el Montserrat en.
Una curiosidad sobre este barco, es que comandado por el Capitan Manuel Deschamps, burló el cerco norteamericano en la guerra de Cuba, aunque no fue hundido representa “El Catalán, el mejor barco de guerra.de la tropa de ultramar ” de la famosa habanera “El meu avi”de José Luis Ortega Monasterio 
Nota: A quien se le ocurre hacer con tanta calor una guerra en Cuba y además contra los Estados Unidos

Barcelona, DADA antes de 1916
Recreación del día previo (19 de abril de 1912)  a la inauguración de la segunda exposición de arte cubista en la Sala de Antiguedades y Arte Moderno Dalmau de Barcelona.
Cuadros pared  izquierda: Albert Gleizes, Portrait de Jacques Nayral. Pared del fondo: Juan Gris , l’homme au cafe-I. Marie Laurencin, retrato de Alfred Flechtheim. Pared derecha: Henri Victor Gabriel Le Fauconnier, Les Montagnards attaqués par des ours. Jean Metzinger, Danseuse au café,Marcel Duchamp, Nu descendant un escalier n° 2 y a la derecha del todo la escultura de Augusto Agero.
Personajes : sentado a la izquierda el galerista Josep Dalmau (un retrato de Méla Muter), encima de Dalmau un retrato de  Albert Gleizes y otro de Jean Metzinger, ausentes este día. En el centro Duchamp llamando la atención del fotógrafo, al fondo ocultando parcialmente su cuadro Marie Laurencin.
Fauconnier tampoco estaba y ha dejado un dibujo que le hizo Jan Toorop a la derecha de su cuadro. Augusto Agero no pudo estar tampoco.
A la derecha del todo Juan Gris oculto tras una puerta mirando la escultura de Agero.

Colonia de exiliados casi dadaistas en Barcelona 1916-1917 amigos de Picabia, tomando el tranvía para Gràcia.
Arriba; Francis Picabia y Gabrielle Buffet Picabia, Albert Gleizes y Maximilien Gauthier. Debajo: Ricciotto Canudo  y Serge Charchoune y en el suelo Artur Cravan  y Marie Laurencin.

DADA Barcelona 1916-2016
Olga Sacharoff, Francis Picabia, Arthur Cravan y Sonia Delaunay