Art Nurse & DADA

Summer on the beach, Jean Marais, Jean Cocteau and Art Nurse sitting on a donkey

Wilhelm II, the last German Emperor,  Art Nurse and  Johannes Baader, President of the Earth and Universe

Blaise Cendrars, Sonia and Robert Delaunay and Art Nurse (la Petite Jehanne de France)

Juliette Roche,  Albert Gleizes and Art Nurse in Arensbergs’ Appartement (NY) 

Clara Tice, Art Nurse and William Carlos Williams

Ludwig Mies van der Rohe, Art Nurse and Hans Richter

War Cripples (Kriegskrüppel), Art Nurse and Otto Dix 

Raymond Duncan, Francis  Picabia and Art Nurse

Guillaume Apollinaire, Filippo Tommaso Marinetti and Art Nurses

“Middle-Class Philistine Heartfield Gone Wild”, Art Nurse and John Heartfield

Art Nurse, Kurt Schwitters and  girl advertising Electric Light Bulbs 

Art nurse with the magazine “Die Freie Straße”, Otto Gross  
and Erich Mühsam with the magazine “Kain”

Three French men and the virgin microbe.
Louis Aragon, Philippe Soupault, Art Nurse and Georges Ribemont-Dessaignes


Beatrice Wood, Art Nurse and Elsa von Freytag-Loringhoven

Marcel Janco, Art Nurse and the postman with a new scooter

Sophie Lissitzky-Küppers, El Lissitzky and their child in constructivist camp for art nurses

Hans Arp,  girl and boy with “Mustache Hat” & Art Nurse

Puppets, puppets, puppets.
Hannah Höch, Emmy Hennings, Sophie Taeuber and Art Nurse.


Art Nurse, Hugo Ball and “shaman's hat”

George Grosz, two boxers and Art Nurse

Two cats, Arthur Cravan and Art nurse

Lya De Putti, Art Nurse and Mary Wigman

Stripes, stripes, stripes. Bather, Kazimir Malévich and Art Nurse

Art Nurse, Banner girl advertising products and Man Ray

Woman Priest, Art Nurse and Claude Cahun (I AM IN TRAINING DON'T KISS ME)



Art Nurse & 2RH (Richard Huelsenbeck and Raoul Hausmann)

Tatlin’s Tower, Art Nurse and Vladímir Tatlin 

Smoking. Art Nurses and Jean Cocteau & André Breton

Art Nurses and Geklebtes Bild by Hans Arp & Tzara

Art Nurse & Duchamp . Multigraphs or mirror portraits

Los ismos del arte


Edición facsímile de Los ismos del arte' (1925), de Lissitzky y Hans Arp, texto tambien en castellano.

Seguimos con Dada (2)

En 1937 André Breton viaja a México y allí conoce a su admirado Leon Trotsky y redacta el Manifiesto por un arte revolucionario. En 1941 se embarca camino de América huyendo de la ocupación de Francia, pero es retenido en la Martinica por el Gobierno de Vichy e internado, allí conoce a Wifredo Lan y Claude Lévi-Strauss. Es liberado bajo fianza y empieza su exilio en Nueya York. Intentando recomponer el movimiento surrealista, en 1942 funda la revista VVV (Victory, View, Veil) junto a David Hare, de la que se editan cuatro números. 
En el número 2-3, publicado en marzo de 1943, colabora Marcel Duchamp, que estaba de nuevo en Nueva York. Este viaje fue una autentica odisea, pues cuando ya tenía los permisos y la invitación de los Arensberg en 1941, en el consulado de EEUU en Marsella le requieren una nueva invitación para estar en los Estados Unidos, que esta vez viene por parte de Katherine Dreier. Por fin embarca en Marsella con destino Casablanca en marzo de 1942 y allí espera durante días un avión para viajar a Lisboa (algo nos recuerda el argumento de la película que se rodó ese mismo año, en la que “Every body comes to Rick´s”, y nos lo imaginamos jugando al ajedrez con Rick Blaine). Por fin llega a Lisboa y en en junio embarca hacia Nueva York.
En la imagen Duchamp visita a Breton, detrás de él, la portada de VVV diseñada por Max Ernst, y a la derecha la propuesta de Duchamp para este número.


Barcelona, 19 de abril de 1912
Despacho del galerista y coleccionista de arte, Josep Dalmau, el día previo a la inauguración de la segunda exposición de arte cubista en la Sala de Antiguedades y Arte Moderno Dalmau de Barcelona, pensando como colgar el cuadro Nu descendant un escalier n° 2  de Marcel Duchamp.


Trotsky y Cravan en la cubierta del Montserrat rumbo a Nueva York la navidad de 1916
Según nos cuenta Hans Richter en Historia del dadaísmo, “En Bar celona, al igual que en Zúrich, surgían dificultades por los permi sos de estadía, por la residencia; en resumen, había problemas con la policía. Marie Laurencin estaba casada con el barón alemán Otto von Waetgen, a quien siguió a España porque su amante Guillaume Apollinaire había partido a la guerra. Como su marido era alemán, se la consideraba alemana, lo que en este tiempo de guerra resultaba particularmente injusto para una francesa de nacimiento. Ella y su marido se hicieron sospechosos de espionaje porque la policía española consideraba perturbador que una francesa, encantadora por añadidura, frecuentara los círculos sospechosos de Barcelona (391), en tiempos de guerra y en compañía de un alemán. El boxeador aficionado Arthur Cravan, alborotador, escandaloso y embebido en alcohol, no era por cierto el más indicado para disipar las dudas, y, por cierto, la agresividad de la pacifista señora Gleizes no arreglaba mucho las cosas.”
Cravan unos meses después de su famoso combate de boxeo contra otro exiliado, este de la América solo para blancos Jack Johnson, decide ir a Nueva York donde le esperará Duchamp y los amigos de Picabia y la que sería su amor Mina Loy.
El Transatlántico Montserrat zarpa el 25 de diciembre de 1916, y en él Cravan coincide con otro ilustre viajero, Leon Trotsky, expulsado de Francia por germanófilo, había pasado previamente por Cádiz y se reunió después con su familia en Barcelona.
Al pasar el 31 de diciembre delante de Gibraltar, Trotsky escribió en su diario: "El Monserrat, nuestro barco, es una terrible calamidad, viejo y mal acondicionado para la navegación trasatlántica, pero el pabellón español es un pabellón neutral, es decir, disminuye el porcentaje de posibilidades de un hundimiento. Por esto la compañía española cobra caro, aloja mal y da peor de comer”.
Lo que no nos cuenta Trotsky es que el presidente de la Transatlántica,  el Marqués de Comillas le pagó el viaje en camarote para él y su familia para que abandonara España .

Barcelona, 1922
En la Galería Dalmau de Barcelona se celebró una exposición de Picabia del 18 de noviembre al 8 de diciembre de 1922. André Breton escribe el texto del catálogo de la exposición y viene a Barcelona para la inauguración. El día antes, 17 de noviembre, pronuncia una conferencia en el Ateneo con el título “Caracteres de la evolución moderna y de lo que la conforma”. Hans Richter en su Historia del dadaísmo, cuenta que “...Breton encontró una “célula” Dada aún activa, integrada por Jacques Edwards, Guillermo de Torre, Lasso de la Vega y Cansinos Assens, quienes se negaban a aceptar que el Dada de París hubiera terminado.” La mayoría de ellos eran ultraístas y cuesta creer que vinieran a Barcelona, desde Madrid o Sevilla.

Nueva York, 1913
Exposición Internacional de Arte Moderno, conocida como Armory Show, celebrada en la Armería del Regimiento 69, situado en Lexington Avenue de Nueva York (17 de febrero al 15 de marzo de 1913). El contraste del provincianismo norteamericano con la vanguardia europea, fue un auténtico choque cultural.
 Se expusieron 1.250 pinturas, esculturas y obras decorativas de más de 300 artistas, de la que un tercio venía de Europa. Los artículos de prensa se llenaron con acusaciones de charlatanería, locura, inmoralidad y anarquía, y también con parodias, caricaturas y burlas.
El presidente Theodore Roosevelt declaró refiriéndose al arte moderno, That's not art!!! (Eso no es arte). Pero con esta exposición, la organización de la misma la Association of American Painters and Sculptors (Walter Pach, Arthur Bowen Davies y Walt Kuhn) y Alfred Stielgitz hicieron  entrar en el siglo XX a la cultura norteamericana.
Obras del rincón cubista, de izquierda a derecha: Marcel Duchamp; Nude Descending a Staircase, No. 2  y Nude (Study), y Albert Gleizes; l'Homme au Balcon



Philippe Soupault en el metro de París, otoño 1921
Guillermo de Torre, poeta y crítico literario, impulsor del Ultraismo (movimiento de seudo vanguardia literaria en la España de 1920), publicó en 1925 “Literatura Europea de Vanguardia” (Madrid, Rafael Caro Raggio, Editor). En el  capítulo dedicado a Dada nos cuenta una anécdota  desconocida y nada creíble ocurrida en el otoño-invierno de 1921 en París (entre el proceso de Barrès y el Congreso de París, que supuso el fin del dadaísmo en Francia), en la página 197 dice que Soupault en un informe confidencial, refiriéndose a este periodo, revela lo siguiente: “...los dadaístas trabajaron más silenciosamente y hasta decidieron inaugurar una acción secreta... imponer a todos los recuerdos de unas ciudad la palabra Dada; más de diez millones de billetes de Banco fueron cubiertos por una inscripción Dada. Fueron alquilados varios hombres para fijar sobre todos los muros, durante la noche, la palabra Dada. Durante más de dos meses todas las carteleras , vieron florecer , entre la selva de los affiches, esta misma palabra...” . La anécdota es  increíble, pues la suma de los  egos parisinos (Breton, Picabia..) difícilmente se diluiría en acciones anónimas.

Casi todas las escenas que reproducimos corresponden a momentos reales que hemos captado con nuestra cámara cuando viajamos por el tiempo. Esta  es una propuesta para una portada de la revista Merz número 13 de 1925 que contenía  un disco con la Ursonate .
Kurt Schwitters,  ¿Merz o Dadá Rap?
A diferencia del predicador Harry Powell en The Nigh of yhe Hunter que llevaba tatuado en la mano derecha Love y en la izquierda Hate, que usaba como símbolos de la lucha del bien contra el mal en sus sermones o el personaje Radio Raheen en Do the Right Thing que llevaba unos anillos para nudillos con las palabras Love y Hate en las respectivas manos, dos elementos en oposición, pero  siempre gana el amor "I love you bro"  y   se paseaba con su ”boonbox” escuchando la misma canción, para Schwitters, Merz y Dadá son las dos caras de la misma moneda y la canción que suena al fondo es el poema cartel de Raoul Hausmann fmsbwtözäu pggiv repetido hasta la saciedad, origen de la Ursonate

Valencia, 10 de julio de 1937, Julio Álvarez del Vayo y Tristan Tzara.
Tzara se unió a los surrealistas en 1929, en 1932 tiene un papel  activo en la Asociación de Escritores y Artistas Revolucionarios y del 21 al 25 de junio 1935 participó en el el Primer Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura en París, momento que aprovechó para dejar a los surrealistas.  La delegación española a este congreso debía estar presidida por  Valle Inclán, pero como estaba muy enfermo, la presidió  Julio Álvarez del Vayo. Que fué periodista en la Primera Guerra Mundial y viejo conocido de la época de Dada en Zúrich, pues era el “fogoso caballero español” que perseguía Hugo Ball con un revolver, según cuenta Hans Richter, porque sospechaba que estaba liado con Emmy Hennings. En 1936 y 1937 Tzara tuvo un importante papel en defensa de la España republicana, fue nombrado Secretario del Comité de Defensa de la Cultura Española y organizó desde este Comité el Segundo Congreso Internacional de Escritores en 1937, en Madrid, 5 al 8 de julio, en Valencia 10 de julio (La imagen corresponde a Valencia) y Barcelona el 11 de julio, para finalizar en París el 16.   Al estallar la guerra (1936) Álvarez del  Vayo  fue designado Comisario General del Ejército y elegido Ministro de Estado  en 1937. 


Berlín, junio de 1918, Kurt Schwitters y Herwarth Walden

Kurt Schwitters participó por primera vez en la Galería Der Sturm de Herwarth Walden en Berlín en junio de 1918 en la 64 Exposición desde su fundación en 1912, junto Albert Bloch (norteamericano integrado en el grupo Der Blaue Reiter) , Emmy Klinker (alumna de Bloch) y Elisabeth Niemann. 

Walden acogió a muchas mujeres pintoras,  cuando abrió la galería en 1912 se fue a París y trajo obras de Sonia Delaunay y Natalia Goncharova.

Cuadros de izquierda a derecha: Summer Night y The Green Domino de Albert Bloch, Zeichnung A 3, A2 Hansi y Merzbild de Kurt Schwitters y a la derecha Interieur y Fabrik de Emmy Klinker.

Ver info de la exposición Las Mujeres de Sturm, celebrada en Frankfurt hace un par de años.


Tristan Tzara recitaba en el Cabaret Voltaire ”el soldado”, un poema de Max Jacob (sentado junto Tzara)  del libro La Côte, que dice “Adieu ma mère, adieu mon père...”, todos se enamoraban de ese pequeño rumano recitando en francés. En el instituto estudió filosofía y posteriormente se matriculó de filosofía y matemáticas. Tanto Hugo Ball como Tzara habían leído a Nietzsche, Dadá tenía una dimensión filosófica. En un momento cuando Tzara estaba en París, Jacob escribió ; “Naisance de un poète romain Tristan Tsara qui écrit dans ce style Tsara! Tsara! Tsara! Tsara! .. Thoustra” (1), en alusión al libro de Friedrich  Nietzsche “Also sprach Zarathustra. Ein Buch für Alle und Keinen” (Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie)






Munich, 1910 Emmy Hennings y Erich Mühsam.
Emmy Hennings, aunque considerada el el Cabaret Voltaire como una estrella por la prensa. Para sus compañeros dadaístas, exceptuando por supuesto a Hugo Ball,  era una mujer ingenua, simple y un poco infantil. Su poesía fue ignorada por los estudiosos de las vanguardias. Pero Emmy, que ya tenia 31 años cuando se inauguró el Cabaret Voltaire, tenía una larga experiencia de la vida, fue madre muy joven, esposa, una mujer de mala reputación, prostituta, adicta a la morfina, vagabunda, estafadora, que promovía el amor libre, la anarquía y la revolución social... Había publicado libros de poesía, trabajado en compañías de teatro y era una miembro activa de la intelligentsia de la bohemia de Múnich, amiga y posiblemente amante del famoso anarquista Erich Kurt Mühsam, que vivió en Múnich en 1909, y allí fundó el grupo socialista "Tat" y "Anarquista" con el propósito de agitar al lumpenproletariado para el anarquismo. Eric fue detenido en numerosas ocasiones, pero cuando los nazis llegaron al poder en 1933  fue detenido por las SA, enviado a un campo de concentración, instigado a suicidarse y ejecutado con una inyección letal en 1934 simulando un suicidio por ahorcamiento.

Ver el artículo “Emmy Hennings: ‘Star of the Cabaret Voltaire’ and Dada’s Mystic Mother”


Seguimos con DADA 1916

Paris, marzo de 1915
Aparecieron cinco números de Maintenant, entre 1912 y 1915, y Cravan los vendía él mismo por la calle en un carrito de verdulero, especialmente a la salida del hipódromo Gaumont, en la plaza Clichy. Muy pronto Cravan consiguió tener «mala fama» por sus ataques de francotirador dirigidos con la máxima fuerza contra todas las dianas del espíritu moderno. No se salvaron de ellos ni André Gide en la famosa entrevista que se publicó en el número 2 de Maintenant de julio de 1913, ni Apollinaire, que, ofendido, le mandó a sus testigos, ni Marie Laurencin, en sus comentarios tan detallados como mordaces sobre los pintores que exponían en el Salón de los Independientes: «[...] el arte no es una pose infantil ante el espejo [...] La pintura es caminar, correr, beber, comer, dormir y hacer las necesidades.»
Dossier de prensa de la exposición en el Museo Picasso, 25 de octubre de 2017 «Arthur Cravan, Maintenant?»


Barcelona, Maison Dorée (Plaza Catalunya,7), primavera 1916, Arthur Cravan, sentado (Fabien Avenarius Lloyd) y Jack Johnson, de pie a su lado (Arthur John Johnson).
Jack Johnson, apodado “El Gigante de Galveston” tiene el honor de haber sido el primer negro Campeón Mundial de los pesos pesados (1908-1915),  conquistó el título mundial el 26 de diciembre de 1908, cuando peleó contra el campeón mundial Tommy Burns en Sydney, Australia, tras haberlo seguido alrededor del mundo, sin cesar de solicitarle un combate por el título. La pelea fue detenida por la policía en un recinto que presentaba un lleno absoluto .El título fue a parar a manos de Jack Johnson después de que los jueces le dieran la victoria por K.O. técnico. Durante la pelea Johnson se mofó de Burns y la gente que le acompañaba en la esquina del ring. Cada vez que Tommy Burns iba a caer a la lona Jack Johnson le sujetaba impidiéndolo, para acto seguido continuar golpeándolo. 
Tras la victoria de Johnson sobre Burns, las muestras de racismo contra Johnson se acrecentaron tanto que incluso el escritor Jack London solicitó la llegada de "La Gran Esperanza Blanca" que rescatara el título de manos de un negro como Johnson.
Y así, en 1913, fue detenido, acusado de atravesar con una mujer por la frontera del estado "con propósitos inmorales". Johnson fue sentenciado a la máxima pena, un año de cárcel. Huyó del país antes de entrar en la cárcel y siguió boxeando en el extranjero durante 5 años, 
En 1915 perdió el campeonato del mundo en la Habana, en Europa peleó en Barcelona con el poeta boxeador  Arthur Cravan, que ganó por KO en el séptimo asalto, aunque pudiera haberlo ganado en los primeros segundos del primer asalto.
Cuando regresó a EE.UU. cumplió la pena y recientemente fue objeto de una campaña para que Barak Obama, antes de dejar la Casa Blanca, anulara la sentencia de un tribunal racista que le movió a huir de EE.UU. en 1913, pero Obama no le perdonó.
Cravan editó entre 1912 y 1915 la publicación Maintenat que despotricaba contra todo y todos, editada, escrita y distribuida por él mismo. Cuando empezó la guerra mundial vino a España con su hermano Otho Lloyd y Olga Sacharoff, esposa de Lloyd (entre diciembre de 1915 y diciembre de 1916). En Barcelona daba clases de boxeo en el Club Marítimo y retó a Johnson a una pelea, que se celebró en la plaza de toros Monumental el día de Sant Jordi, 23 de abril de 1916, hay que tener en cuenta que no había mucha afición al boxeo en Barcelona, con poca entrada y gran enfado del público que abochornado veía como a pesar de su tamaño y peso le faltaba entrenamiento y desde el primer minuto estaba derrotado.
Conoció a Picabia y los ilustres exiliados que vivían en Barcelona procedentes de media Europa.

París, 26 de mayo de 1920
Velada Dada en la Sala Gaveau con un guion de Tzara. Los anuncios  previos habían prometido que los dadaístas iban a cortarse el pelo en escena, estaba previsto la Sinfonía de Vaselina de Tzara interpretada por veinte personas (Breton odiaba la música y más interpretar a Tzara), unas piezas de Ribemont-Dessaignes y The American Nurse de Picabia, que constaba de “tres notas repetidas hasta el infinito”, estaba previsto un combate de boxeo sin dolor y al final se mostraría el sexo de Dada. No habían ensayado nada, ni ellos mismos se creían lo que estaban haciendo, ni siquiera se cortaron el pelo. El público quedó horrorizado y tiró tomates y huevos al escenario, la familia Gaveau, acostumbrada a escuchar a Bach en su impresionante órgano se quedó en blanco. Todo París estaba en la sala, la velada Dada parecía una obra de aficionados con “algunas obscenidades escatológicas que parecían recitadas por escolares, unos muchachitos pálidos” (según el crítico de L’ Echo de París). Todos se empezaban a cansar de Tzara, Max Jacob le llamaba “Tzara Thoustra”, Arp lo apodó el Tzar (“zar”) Tristan, Bretón quería el mando de la cosa.

De izquierda a derecha: Tristan Tzara, André Breton, Céline Arnauld, Paul Dermée, Philippe Soupault, Paul Eluard, Georges Ribemont-Dessaignes y Benjamin Péret.


Galeria Dada (antigua  Galerie Coray), Zurich, marzo 1917.
Hans Arp conoció a Sophie Taeuber un año antes del Cabaret Voltaire en la inauguración de una exposición de “Tapices, bordados, pinturas y dibujos modernos” en Zurich, ella era profesora de la Escuela de Artes Aplicadas y bailarina de la Academia de Rudolf Laban. Cuando Sophie bailaba “la ternura inefable de sus pasos hacía olvidar que sus pies tocaban el suelo; lo único que quedaba era un cuerpo que se elevaba y se deslizaba”.  Aquí la vemos en la inauguración de la Galería Dada con una máscara de Marcel Janco (cuentan que pintada con sangre de buey) y un disfraz diseñado por Hans Arp, bailando los versos que va soltando Hugo Ball;  “Seepferdchen und Flugfische”  ( Caballitos de mar y peces voladores) que suenan así:
Tressli bessli nebogen leila
flusch kata
ballubasch
zack hitti zopp

zack hitti zopp
hitti betzli betzli
prusch kata
ballubasch
fasch kitti bimm
......

En el Cabaret Voltaire, el público se apuntaba en una lista para recitar un poema, cantar o en este caso un comerciante de vinos de Berna que toca una canción en el piano. Hans Arp pintó las paredes de  azul y el techo de negro, colgaban algunos cuadros de Marcel Janco en la pared y en las mesas había platos con huevos duros.
El poeta alemán  Klabund (Alfred Henschke) que anteriormente había a compuesto poemas patrióticos, pero ahora pasaba un tiempo en sanatorios suizos debido a las secuelas de una tuberculosis, escribió un poema sobre el Cabaret que en su última estrofa dice así:
Un poeta alemán canta francés,
El rumano suena siamés. 
Florece el arte ¡Aleluya!
Un suizo hubo acaso en la bulla (1)
El suizo, J.C. Heer (Jacob Christoph Heer)  cuenta Emmy “fue nuestro fiel huésped, casi todas las tardes barría con su capa macferlán, mirando alrededor, un número de vasos de la mesa, que él siempre pagaba a gusto”.
 En la imagen: Al piano, comerciante de Berna, debajo dos mujeres desconocidas, Emmy Hennings, Tristan Tzara, Klabund, J.C. Heer y Hugo Ball, al fondo gente desconocida.
(1) Sarmiento, José Antonio, Cabaret Voltaire, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, 2016

En abril de 1919 se celebró el último espectáculo Dada en Zúrich, ya quedaban pocos, se fue disolviendo el grupo inicial, a finales de año, los Janco estaban en París, Arp aún no podía viajar no era ni francés ni alemán y Tzara, para que no desapareciera Dada de la escena suiza, inventó una noticia falsa; envió a todos los periódicos de suiza una nota de prensa , primero un avance informativo, (una Fake tan de moda ahora) “Un duelo sensacional... Ayer tuvo lugar un duelo a pistola en el Rehalp, cerca de Zúrich entre Tristan Tzara conocido fundador de Dada y el pintor dadaísta Hans Arp, se dispararon cuatro balas, y la cuarta rozó ligeramente a Arp en el muslo izquierdo .... Picabia había venido desde París para actuar como padrino de Arp y que para Tzara desempeño el escritor suizo J.C. Heer”. La mención de Heer (Jakob Christoph Heer 1859-1925) dio verosimilitud a la noticia, pues era un personaje muy respetable y se hizo muy famoso después de este suceso.  Ball cuenta que siempre asistía al Cabaret Voltaire, ya muy viejo con  su enorme abrigo pasando entre las mesas y rozando los vasos de vino. La prensa desmintió al día siguiente el suceso, ya que Heer no se encontraba en Zurich y era extraño que se prestara para una actividad del todo ilegal. Poco después Tzara se fue a París invitado por Picabia.

Man Ray prepara el temporizador de la cámara para hacer una foto de grupo desde las cajas de Persil de unos cuantos expatriados estadounidenses en la salida del Jockey Club de París en noviembre de 1923. Fila superior : entre otros; Bill Bird a la izquierda ,  Smith, Les Copeland,  Hilaire Hiler, y  Curtiss Moffit .Fila del medio: Kiki de Montparnasse, Martha Dennison,  Jane Heap, Margaret Anderson y Ezra Pound. Fila inferior: Mina Loy, Tristan Tzara y Jean Cocteau

 Emmy Hennings y Hugo Ball delante de “la  Lechería”, la Taberna holandesa, Spiegelgasse un par de días antes de la inauguración de la Taberna de Artistas Voltaire. En la pared cartel de Marcel Slodki, a la derecha Lenin de incognito sin perilla. Zúrich, febrero de  1916.

Un poco más de Dada, Hans Richter fotografía al fotógrafo que fotografía a  Emmy Hennings y 
Hugo Ball. Zúrich 1916.